Quest C El admirador secreto | Baphomet & Raon

Tema en 'Alfheim Online' iniciado por Krause, 3 Abr 2017.

Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas
  1. Autor
    Krause

    Krause Leave me. Moderador

    Registrado:
    2 Oct 2011
    Mensajes:
    3,275
    Temas:
    313
    Calificaciones:
    +730


    Requisitos:
    — Nivel 6 al 11.
    — En solitario: 4 post.
    — Party de 2 a 3: 2 post cada uno.
    — Party de 4 a 5: 2 post cada uno.
    — Duración máxima: 1 Semana.
    — Pagas: de 150 a 200 Yrds + de 12 a 17 Reactivos.

    ShioryShiory Raon
    CorventCorvent El señor de las cabras
    Avísenme cuando terminen y diviertanrse o3o!
     
  2. Corvent

    Corvent |><(((((ಠ> ... Deal with it!

    Registrado:
    15 Sep 2014
    Mensajes:
    1,135
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +326
    El par de jugadores entraba por segunda vez en aquella zona conocida como Fungiferous Garden, pero en esta ocasión no había ningún oso gigante que detuviera su avance o les exigiera miel. Tampoco entraban para conocer el lugar, sino que venían con un objetivo específico.

    — Entonces, ¿debemos reunir flores y dejarlas en una cueva? —preguntó Baphomet, intentando confirmar la extraña petición.
    — Sí. —replicó Raon, caminando con ambas manos detrás de su espalda— Pero según entiendo, no es tan fácil como suena.

    Aparentemente, ellos no serían los únicos que buscarían las flores y por lo que parecía, solo los mejores ramos armados con estas recibirían la paga que se les había prometido.

    “Yo trataría de arruinar los del resto para asegurarme la paga.”, pensó el japonés, algo que no iba a poder hacer por no quedar mal con su compañero de party, pero que no estaba de más tener en mente para mantenerse alerta de otros jugadores.

    — No te preocupes, tengo confianza de que elegiré las mejores flores. ¡Haremos el mejor ramo! —declaró la Salamander inflando el pecho y colocando su puño cerrado sobre este, destilando confianza.
    — Claro, te lo encargo. —contestó Izanagi. A esas alturas ya había comenzado a pensar que de tanto actuar, el tipo que manejaba a Raon podía haberse comenzado a volver afeminado. La posibilidad de que la chica fuera realmente mujer cruzó la mente del pelirrojo, pero fue descartada rápidamente— Con Otori nos aseguraremos de conseguir lo que creas necesario.

    La de las orejas de conejo sonrió. La noruega tenía completa confianza en su sentido del estilo, por lo que, si se lo proponía estaba segura de que crearía el mejor conjunto de flores que el solicitante habría visto en su vida.

    El ambiente era tal y como lo recordaban de la ocasión anterior. La humedad y el calor se podía sentir, provocando un gran contraste con la frescura de Seaside. El que más se alegró con la llegada a la zona tropical fue Otori, que comenzó a avanzar por delante del par de hadas, desapareciendo por segundos detrás de las enormes plantas que los rodeaban.

    — Supongo que incluso domado sigue siendo un monstruo de este lugar. —
    indicó Raon, al tiempo que soltaba una risilla.
    — Preferiría que fuera un poco más tranquilo. —suspiró Baphomet. Aquello era lo que realmente deseaba y no se molestó en ocultárselo a su compañera, pero mientras el Mandrake cumpliera su propósito, el que molestara a alguien más no era problema.

    Una vez que el grupo ya se había adentrado un poco en el área, su búsqueda de las flores inició.

    La Salamander lideraba la exploración, seguida del Cait Sith que ya portaba su arco para repeler a cualquier enemigo que pudiera detectar con su olfato, mientras que su monstruo acompañante daba vueltas en sus cercanías.

    No todas las plantas eran gigantes en Fingiferous Garden, habiendo algunas de tamaño normal, que eran las que pretendía recolectar el trio, después de todo, por muy linda que fuera una flor, si medía dos metros no era material para un ramo. De aquella forma, Freyja analizaba cada capullo y brote que veía con una mirada afilada, como si de una experta se tratase. Luego de que la chica recogiera el primer par de plantas, Otori pareció entender qué es lo que estaban haciendo, comenzando a buscarlas también y llevándoselas a Raon.

    — Muchas gracias. —habló la rubia, recibiendo la flor del Mandrake con una sonrisa. No era la creitura más linda, pero sí era de una actitud tierna, lo que hizo que la imagen que la muchacha tenía del Mandrake mejorara un poco.

    Repentinamente, una idea surgió en la mente de la Noruega, clavando su vista en la cabeza de Otori.

    — Hey, Baph. Creo que las flores de los Mandrake podrían ser una buena adición al ramo.


    Inmediatamente, el monstruo cambió la expresión alegre de su rostro, cubriendo con sus manos su cabeza. No había entendido por completo lo que la Salamander había dicho, pero su instinto le decía que estaba en peligro.

    — ¡Ah!, no la tuya, Otori. —
    aclaró la de iris rojizos.
    — Creo que es una buena idea. —inició el pelirrojo— Se supone que todos tienen flores diferentes, agregar uno o dos como centro del ramo podría quedar bien. Eso quieres decir, ¿no?

    Raon asintió a las palabras de su compañero, por lo que el equipo puso como uno de sus objetivos encontrar Mandrake. Clare que, no sabiendo su ubicación específica, tendrían que simplemente seguir buscando hasta que se toparan con ellos.

    Justo cuando la party había decidido su curso de acción, el suelo comenzó a temblar levemente, y un olor extraño pero familiar llegó a la nariz de Baphomet. Aquel movimiento no era desconocido para nadie, por lo que, tan rápido como les permitieron sus reflejos, el par de jugadores se elevó con sus alas, el de ojos amarillos preocupándose de tomar al Mandrake. Ni bien se hallaban a un par de metros del suelo, raíces salieron de este, buscando a los incautos que se supone debían estar ahí.

    — Un Bind Eater. —murmuró el de los cuernos.
    — Oh, creo que estoy de humor para matar una de esas cosas. —expresó Raon con un extraño brillo en sus ojos. La rubia había guardado cierto resentimiento con el que la había hecho sufrir tanto la vez pasada, y quería una revancha, esta vez con el solo objetivo de eliminarlo y sin la intervención de Bumblebee— ¡Hey, hey!, ¿qué dices, Baph?
    — Esto, claro, claro. —
    contestó el japonés. Su instinto le decía que si se negaba solo iba a terminar agotándose mentalmente, por lo que siguió la petición de su supuesto compañero— Creo que el Bind Eater está por allá.

    En cuanto el de las pupilas horizontales indicó el camino, la Salamander estuvo a punto de salir disparada a la batalla, pero fue detenida por el mismo chico. Ya teniendo unas cuantas flores reunidas, hubiera sido un desperdicio que las perdieran en la batalla, por lo que Izanagi insistió en que se las entregaran a Otori para que las cuidaran, cosa a la cual la noruega terminó accediendo.

    — Bien, al menos así podré darte apoyo si te encuentras en problemas.
    — ¡No será necesario! —
    exclamó la rubia, volando hacia su oponente sin esperar al pelirrojo.

    Mori solo suspiró para luego seguir a la muchacha.

    ShioryShiory creo que podría haber quedado mejor, pero prometo que el siguiente sí me queda super!! (?) o/
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3. Belgium

    Belgium Jiayou <3 Moderador

    Registrado:
    1 Dic 2006
    Mensajes:
    2,624
    Temas:
    128
    Calificaciones:
    +1,449
  4. Belgium

    Belgium Jiayou <3 Moderador

    Registrado:
    1 Dic 2006
    Mensajes:
    2,624
    Temas:
    128
    Calificaciones:
    +1,449
  5. Shiory

    Shiory -다시 시작하는 거야-

    Registrado:
    27 Nov 2008
    Mensajes:
    935
    Temas:
    50
    Calificaciones:
    +416
    El par de hadas surcó con suma velocidad el aire en busca del mob que desafortunadamente había atraído la atención de la fémina, y en poco tiempo lograron localizarlo atraídos por el dulce aroma característico que emitía desde sus fauces.

    Ten cuidado— pronunció el de la cornamenta denotando algo de preocupación. Seguramente toda persona que lo viese así pensaría que realmente estaba al tanto del bienestar de su compañera, pero lo único que estaba poniendo a Izanagi en una posición precavida era el hecho de que no quería perder, al menos aún, a su mejor escudo cuando ni habían logrado armar la mitad de lo que sería su bouquet de flores.

    Descuida, será mucho más fácil que la última vez— tranquilizó la aludida regalándole una sonrisa mientras se sentía apreciada, malinterpretando el origen de esa preocupación.

    Acto seguido, afiló sus carmines que se clavaron sobre el enemigo. Un rápido deslizamiento de su zurda por el filo de la espada fue suficiente para activar su técnica y envolver el item en brillantes llamas que acompañaron a la jugadora en su descenso, provocando un largo tajo explosivo a lo largo de la anatomía vegetal que se encontraba en el trayecto lineal, infligiendo un daño considerable que se vio reflejado en la repentina reducción de la barra roja del mob.

    No obstante, el HP de la coneja también se vio afectado cuando las inesperadas raíces danzantes de la planta chillona se sacudieron agresivamente de forma aleatoria cuando la chica aún no había llegado al piso; con ello, fue inevitable ser golpeada y consecuentemente lanzada hasta dar contra un árbol cercano.

    A todo esto el de las pupilas horizontales posicionó su arco contra el enemigo de forma tal que con sólo invocar unas flechas gélidas sería suficiente para lanzar una rápida ofensiva; empero, desistió a la idea al ver que su compañero se reincorporaba de un pequeño salto y comenzaba a brincar de un lado a otro manteniendo un grado de vida muy estable.

    Como si eso fuese a detenerme— chistó por lo bajo la holandesa y no dudó en emprender vuelo una segunda vez, esquivando la vegetación gigante que se erguía a los alrededores, sin intenciones de darle su localización al pisar tierra.

    Notando esta estrategia de su agresora, el Blind Eater retomó su movimiento de raíces cortas a su alrededor pero esta vez se sumaron los más largos que abandonaron su escondite bajo las tierras fértiles del bosque y se zarandearon buscando una defensa, mientras esperaba volver a dar con esa molesta personaje. Ahora esta planta resultaba como una presa fácil ante la mirada de la Salamander.

    Decidida a no retroceder por unas pocas raíces que realmente no le estaban produciendo mucho daño, Raon se apoyó contra un árbol que empleó para impulsarse. Planeando cortar cualquier raíz que se le interpusiera, el filo de la espada fue entonces dirigido hacia adelante y obviamente hizo contacto con algunas de las tantas extensiones en movimiento, cortándolas en el proceso junto a las explosiones que redujeron un poco más las llamas de la skill. Ahora con el fuego que alcanzaría para detonar por última vez, cuando se llegase a la zona roja vulnerable del monstruo, todo habría acabado. No obstante, más raíces largas se aproximaron con suma avidez cuando se habían desplazado las dañadas por la fémina, logrando apresarla y activar la misma skill que funcionaba por debajo de la tierra.

    Ante el grito femenino, el Marksman volvió a acomodar el arco frente a sí, sopesando en la necesidad de su intervención. Realmente el tema no estaba en que con ello podría afectar el orgullo de ese sujeto, sino que quería guardar su maná para más tarde en la cacería de Mandrakes o para alguna batalla contra algún monstruo inoportuno; de hecho, tenía rato de haber detectado un aroma desconocido que se aproximaba por el norte y no estaba registrado en su base de encuentros previos. Por ende, sólo estaba asegurándose de que el HP de su compañero no bajase a niveles muy preocupantes o que luego lo obligase a él a usar de más su técnica Undine. En ese momento, cuando Raon al fin parecía estar a punto de liberarse de las raíces prisioneras, las fauces vegetales se abrieron de par en par y atentaron contra su presa, desprendiendo un olor diferente proveniente de las toxinas que Sharp Bite fabricaba.

    Justo cuando parecía inevitable la mordida y la rubia había cerrado los ojos para aguantar el dolor, un chakram envuelto en electricidad apareció velozmente de un costado e impactó contra la cabeza acechadora, anulando la skill venenosa y a la vez logrando que el Eater liberara a su oponente.

    Ante esa intervención inesperada, el japonés se viró hacia el arbusto por donde había emergido el item Assasin, revelando la figura de un tercer personaje. El sujeto era alguien de corpulencia mediana, casi tan alto como Baphomet pero de piel caucásica y cabellos dorados al igual que su semblante. Su entrada había sido un tanto heróica, a lo que su siguiente movimiento de desplazarse con suma velocidad a fin de tomar a la coneja en el aire para dejarla de pie a salvo en el piso lo magnificó aún más.

    La fémina lo observó un tanto perpleja. ¿Quién era ese sujeto? Su mente quedó por unos momentos vacía, opacada por la sonrisa encantadora del varón. Sabía en el fondo que no era del todo real toda la situación, pero, ¿por qué percibía una ola de calor invadiendo sus mejillas? Ahora que lo pensaba, era la primera vez que alguien la sostenía así y la rescataba de tal forma. Hasta ahora había recibido la ayuda a distancia unas cuantas veces por sus compañeros, pero nunca le habían transmitido ese tipo de apoyo hasta con el gesto... Hablando de eso, justamente lo que había esperado eran las frías flechas de Baph de las cuales estaba acostumbrada.

    Instintivamente, los carmines de la Fighter buscaron en la altura a su compañero, justo para presenciar cómo él materializaba los mencionados proyectiles que fueron a terminar de descolorir la barra de vida de la planta. Luego de eso, el moreno dirigió su indescifrable mirada hacia el dúo en el fondo del bosque. Con que ese olor no identificado le pertenecía a ese sujeto.

    Al rato los tres jugadores se encontraban parados al lado del cráter donde solía alojarse el Blind Eater. El rubio, cuyo nick era Isnan, verificaba el estado de la mujer, mientras que Mori intentaba analizarlo para determinar su intención para intervenir de esa manera. ¿Qué era lo que quería? ¿Un drop fácil al darle el último golpe al mob o simplemente era de esos idiotas que se creían héroes que rescatan damiselas? Aunque bueno... Eso último era un fracaso en esta ocasión. Pero interrumpiendo sus pensamientos, los dorados del tipo adquirieron hostilidad al mirar al Caith.

    No puedo creer que te hayas quedado quieto cuando tu compañera estaba en peligro— pronunció el desconocido con indignación.

    El Marksman apretó su lengua e hizo un esfuerzo por no demostrar disgusto. Oh, genial, al parecer sí se trataba de esos idiotas que se dejaban llevar por un par de pechos virtuales; en fin, en los juegos nunca faltaba un tipo así. Inhaló profundo buscando la forma de responderle sin sonar rudo.

    Estaba a punto de hacerlo— mintió mirando de reojo a la coneja que lo contemplaba claramente esperando una justificación así.

    Mentira— refutó el coparlante—. No vi que invocaras esas flechas cuando la Blind Eater quería morderla, sino que lo hiciste recién para darle el último golpe. ¿Acaso te importaba más el drop antes que el bienestar de tu compañera?— aseveró acusadoramente. Con esa verdad dicha, la decepción se reflejó nítidamente en los orbes de Freyja.

    ...— el de las pupilas horizontales logró mantener su rostro neutral a pesar de que su fachada estaba en peligro, y decidió mejor cambiar el tema antes de perder la paciencia ante un reclamo que él consideraba inapropiado que viniera por parte de un tipo random—. Puedes pensar lo que quieras pero no entiendo por qué tú te quejas. A fin de cuentas es MI compañera de quien estamos hablando y estamos en medio de una importante quest. Así que si nos disculpas...

    Habiendo dicho eso, el caprino se dio media vuelta y comenzó a caminar hacia la dirección por la que habían venido, esperando que la holandesa hiciera lo mismo, puesto que quería ir a encontrar a Otori y proseguir con su misión sin perder innecesariamente el tiempo con un sujeto que no les sería de ayuda. Sin embargo, se detuvo cuando sintió una adición a la party.

    ¿Qué es lo que haces?— cuestionó con un tono serio a la muchacha que había añadido al tercero. No debía haberle dejado en primer lugar que sea el que liderara la party.

    Sabes, a diferencia de ti, él sí se preocupó por salvarme de un apuro. Hasta ha sacrificado sus ramos— señaló Raon con su índice derecho unas cuantas flores arruinadas que se habían esparcido cerca del arbusto de donde había emergido el Assasin. Luego, infló sus mejillas y arrugó la nariz. Se sentía traicionada e irritada con su compañero, a diferencia del deseo de devolver el favor que experimentaba por el rubio encantador, quien era tan cortés de hasta intentar rechazar esa implícita propuesta que le estaba ofreciendo al añadirlo en el team por temor a ser un estorbo.

    Esta vez el desagrado de Baph se hizo visible en sus facciones. Ahora resultaba que ese tal Isnan era uno de sus competidores en la quest además de ser un estúpido que se dejaba engañar por un nerd baboso que se había creado justamente un personaje femenino para aprovecharse de sujetos como él; doblemente genial. Aunque... ahora que miraba más de cerca los gestos y movimientos del otro varón, algo de él le inquietaba, aunque no sabía identificar el porqué. Simplemente le daba mala espina.

    Entonces, ahora mismo el primer impulso que sentía el pelirrojo era mandar todo al carajo e irse solo a terminar de completar el ramo que su bestia estaría cuidando y nunca más volver a toparse con ese asqueroso par. Sin embargo, sabía que enfrentarse él solo contra varios Mandrakes no sería prudente; a pesar de sus mejorados stats, corría el riesgo de sufrir algún movimiento inesperado y terminar reapareciendo en su ciudad de origen, si es que antes no se encontraba con alguna otra bestia de más alto nivel del cual no tendría el lujo de escapar. Suspiró; odiaba la realidad de que, si lo pensaba objetivamente, tener un integrante más les ayudaría a terminar más rápido su cometido. Claro, si es que la Salamander no comenzaba a desplegar sus verdaderos colores de sujeto oportunista que sorprendentemente había logrado ocultar bien hasta el momento.

    A pesar de todo, el de mirada ambarina decidió dejar que la voluntad de la coneja se llevase a cabo, dando sólo la advertencia de que no estaba dispuesto a ceder las flores exóticas que ya habían recolectado antes y que esperaba una buena cooperación por parte de ambos. Además, el trato sería que luego de obtener algunas flores de Mandrake separarían su camino con el de Isnan, ya que por más que intentaba analizar al otro jugador, realmente no lograba terminar de percatarse por qué su intuición le decía que debía tener cuidado con él.

    Así, el nuevo trío volvió a buscar a Otori, quien inesperadamente había logrado preservar las flores a pesar de su naturaleza juguetona, y en seguida se pusieron en marcha hacia el norte en busca del grupo de Mandrakes que Isnan afirmaba haber visto antes de encontrarse con ellos. El par de rubios lideraban la marcha manteniendo una conversación animosa, donde el muchacho destilaba de su gran habilidad tratando coqueta pero respetuosamente a las mujeres, mientras que el moreno los seguía manteniendo cierta distancia y emanando disconformidad. A todo esto, el de fisiología vegetal simplemente no entendía por qué la repentina hostilidad, además el evidente enojo y capricho de la Fighter hacia su amo.


    CorventCorvent HERE, AL FIN! No está wow pero traigo ingredientes de drama(?)
    Btw, thanka Bel por las prórrogas ;w;

    Sistema - Bestiario - Alfheim Online | Foros Dz Dejo esto a mano​
     
    Última edición: 21 Abr 2017
  6. Belgium

    Belgium Jiayou <3 Moderador

    Registrado:
    1 Dic 2006
    Mensajes:
    2,624
    Temas:
    128
    Calificaciones:
    +1,449
  7. Corvent

    Corvent |><(((((ಠ> ... Deal with it!

    Registrado:
    15 Sep 2014
    Mensajes:
    1,135
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +326
    El grupo continuó su avance a través de la selva. Baphomet y Otori iban por delante, mientras que Raon e Isnan iban un poco más atrás, conversando alegremente. “Podrían atacarlos unos Bumblebee justo ahora”, pensaba el pelirrojo, tratando de desviar su atención del aura de felicidad detrás de él.

    — Bueno, ya Raon me ha servido bastante, bien podría darme por pagado con que terminemos esta Quest y bloquearlo luego. —murmuró para sí mismo el Cait Sith, por un momento pensó en preguntarle su opinión al monstruo con un ramo de flores en sus manos a su lado, pero no estaba tan loco como para caer en eso— ¡Hey, Isnan!, ¿qué tan lejos están esos Mandrake? —preguntó Izanagi luego de comprobar que todavía no percibía ningún enemigo con su olfato, mucho menos uno que tuviera un olor similar al de Otori.

    — ¡Baphomet!, no seas pesado con Isnan. —replicó algo molesta Raon.

    “¿Eh?, ¿qué pasó con eso de Baph? Además, ¿quién te preguntó a tí?” Requirió un gran esfuerzo que el rostro del de los cuernos no revelara aquellos pensamientos y su disgusto, por otro lado, la actitud de héroe con capa de Isnan no ayudaba en nada.

    — No te enojes, Raon, arruina tu bello rostro. —habló el Assasin. Raon sintió como su rostro se entibiaba y tapó su rostro con sus manos de la vergüenza— Están un poco más adelante, Baphomet, no te preocupes, me aseguraré de que lleguemos sanos y salvos. —concluyó Isnan, colocando una mano en su pecho y dándole un vistazo a la de orejas de conejo a su lado, que solo dejó escapar un pequeño chillido.

    — Claro, claro. —“¡¿Qué clase de mala escena de galge es esta?!” El japonés se dio la vuelta tan rápido como pudo para que el par de jugadores no viera su rostro, incluso él tenía sus límites y había llegado a este.

    Otorio, ignorante de los dramas de las hadas, continuaba cuidadosamente llevando el ramo de flores en sus brazos. Parecía haber encontrado cierta diversión en mantener el objeto tan bien cuidado como pudiera, contrario a lo que su actitud usual podría haber hecho pensar al grupo, tanto así que más bien parecía que iba a costar separarlo de las coloridas flores.

    Cerca de cinco minutos después, el Assasin les avisó que se encontraban cerca de dónde él había visto a los Mandrake, solo unos pasos más les tomó para que el japonés detectara a los monstruos. El equipo se acercó silenciosamente para observar a las criaturas, cosa que el de los cuernos agradeció para sus adentros. Tal como Isnan había prometido, un grupo numeroso de los monstruos planta se hallaba en el lugar, entre todos contaron siete diferentes, cosa que el pelirrojo confirmó con su olfato, aunque siempre podía haber uno que no se mostrara y que no se encontrara en su rango.

    Era el turno de Raon para que le indicara a su par de compañeros por cuál irían. Si bien con algo de estrategia y preparación podrían haberlos derrotado a todos, sabían que la party no tenía la confianza mutua para intentar algo así, a pesar de que ninguno lo había verbalizado. Finalmente, Freyja escogió al monstruo que tenía la flor más grande, una de un tono rosado en sus puntas pero que hacia el centro cambiaba a una tonalidad violeta.

    — Yo detendré a algunos de los Mandrake con la ayuda de Otori.

    — Yo protegeré a Raon de cualquier villano que intente tocarla —continuó Isnan con su clásica pose de héroe.

    — Y yo derrotaré al que elegí y obtendré su flor. —terminó la noruega, sus orejas de coneja moviéndose animosamente.

    — En cuanto lo logres nos retiramos, no nos conviene hacernos los héroes ni las damiselas en pel- —Baphomet se detuvo al notar que iba a decir algo que no debía— bueno, eso, en cuendo tengamos la flor nos vamos.

    — No te preocupes, bella, esta vez soy yo quien te cuidará. —añadió el rubio sujetando las manos de la Fighter.

    — C-claro. —el corazón virtual de esta última latía rápidamente, pero el de las pupilas horizontales no les dio tiempo de continuar con su telenovela.

    Izanagi sacó su arco, al tiempo que Otori se preocupaba de dejar el bouquet tras una enorme planta, escondido en un arbusto, de manera que nadie lo pudiera encontrar por coincidencia mientras peleaban y no se dañara. Isnan soltó las manos de Raon, empuñando su chakram, al tiempo que la muchacha blandía su espada.

    El primero en atacar fue Otori, que a la orden de Baphomet sacó piedras del suelo y las lanzó contra sus pares, dañando a algunos y asustando al resto. El de los cuernos no perdió tiempo, ya teniendo preparadas sus flechas de hielo, atacó a cinco diferentes Mandrake, impactando con su disparo principal al que había evaluado como el más confundido por la sorpresa.

    — ¡Ahora! —gritó el japonés, haciendo que el par de rubios saltara en dirección al de la flor rosa y púrpura.

    Cinco disparos y cinco monstruos congelados. Había sido la primera vez que el de ojos ámbar había usado tan bien su skill, pero considerando la situación, no podía considerarlo un logro. De todas formas, solo dos oponentes estaban en movimiento, lo que le permitió al Assasin atacar a uno mientras Raon iba por el principal.

    El hielo se derritió, pero Mori necesitaba conseguir más tiempo para el dúo en la línea delantera, por lo que conjuró cuatro estacas de hielo que tomaron forma de flechas a su alrededor. Aquello no era su skill, sino un conjuro.

    Los monstruos ya se habían recuperado de la confusión inicial, pero antes de que pudieran abalanzarse contra sus oponentes, recibieron el ataque gélido del pelirrojo, acompañado por flechas normales y rocas de parte de Otori.

    Isnan mantenía a raya a los pocos Mandrake que no podían ser detenidos por los disparos del Cait Sith, pero no era algo que le costara mucho. Su chakram le permitía mantener cierta distancia y su agilidad le aseguraba que aunque los tipo planta lograran acercarse, él podría evadirlos.

    La batalla de Raon no fue una particularmente difícil. La muchacha ya sabía la forma de pelear de aquellos seres y sabía que de lo que más debía cuidarse era de las mordidas de estos, sin olvidar que probablemente el que ella iba a enfrentar usaría su polen para tratar de escapar. La rubia inició su ofensiva con un espadazo contra el tipo planta, cortando uno de sus brazos en el proceso, pero aquello no era ni de cerca suficiente para incapacitar al Mandrake. La planta dio un salto hacia atrás, para luego enterrar los dedos extendidos de su brazo restante en el piso y sacar piedrecillas y arrojarlas contra la noruega, que se cubrió con sus brazos y espada, tratando de minimizar el daño. En cuanto la lluvia de rocas pasó, la Slamander usó su skill, prendiendo su espada en llamas para luego atacar al monstruo.

    Debido a que querían la flor de la cabeza del Mandrake, Raon debía ser cuidadosa de dónde atacaba, por lo que dirigió su espada contras lo pies de su oponente, logrado hacer contacto con estas y creando una explosión que quemó las extremidades del tipo planta.

    Con el ser con solo un brazo restante, era el momento perfecto para cortar la flor. Antes de que el Mandrake pudiera recuperarse, la chica cortó con su espada flamígera justo en la mitad de la cabeza del tipo planta, por lo que las llamas no alcanzaron a chamuscar el objeto por el que habían venido.

    — ¡Lo tengo! —gritó Freyja, mientras el resto del cuerpo del Mandrake desaparecía. Sus compañeros se encontraban peleando contra el resto de los monstruos, pero en cuanto recibieron la señal, Baphomet lanzó las flechas gélidas de su skill, congelando a algunos de sus oponentes y dándoles una oportunidad de escapar a sus compañeros.

    Isnan corrió hacia Raon, tomándola como cuando la había rescatado del Bind Eater y sacándola de igual forma.

    El grupo corrió por unos minutos antes de lograr perder a los tipo planta, una vez que el Cait Sith confirmó que no habían monstruos cerca, el equipo se detuvo a recuperar el aliento. Isnan había demostrado ser bastante útil en la pelea y aunque Izanagi aún no terminaba de confiar en el sujeto, por lo menos tenía que reconocer su competencia.

    — ¿Estás bien, princesa? —preguntó el rubio.

    — ¿Eh?, ¡ah!, claro, claro, estoy bien. —replicó Raon, aun con la respiración algo agitada, pero sintiendo que había algo fuera de lugar. Su corazón ya no latía tan fuerte, ni su rostro se sentía acalorado, al menos no por Isnan, sino más bien por la batalla reciente. — Creo que lo de ser rescatada no es tan divertido después de todo. —murmuró para sí misma la chica, procurando no ser escuchada.

    — Bien, creo que con eso hemos completado el ramo, ¿no? —preguntó el Assasin.

    Todos estuvieron de acuerdo en que el arreglo que hizo la noruega era uno que no tenía nada que envidiarle a uno profesional, por lo que solo les faltaba llevarlo a la cueva.

    — Conozco un atajo, déjenme guiarlos. —propuso el rubio.

    Habían logrado encontrar a los Mandrake gracias a él, pero algo se sentía fuera de lugar con el sujeto, pero ya que la rubia podía molestarse más si se oponía, Baphomet simplemente decidió dejar que el par hiciera su voluntad.

    — Ah. Estos gordos frikis y sus avatares femeninos. —suspiró el japonés, siguiendo un poco más atrás a Freyja y al ahora parlanchín de Isnan.

    ShioryShiory There! finishee (?) xD
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8. Belgium

    Belgium Jiayou <3 Moderador

    Registrado:
    1 Dic 2006
    Mensajes:
    2,624
    Temas:
    128
    Calificaciones:
    +1,449
  9. Shiory

    Shiory -다시 시작하는 거야-

    Registrado:
    27 Nov 2008
    Mensajes:
    935
    Temas:
    50
    Calificaciones:
    +416
    Postu en construcción,no cerrar esto(?) \o3oU
     
  10. Belgium

    Belgium Jiayou <3 Moderador

    Registrado:
    1 Dic 2006
    Mensajes:
    2,624
    Temas:
    128
    Calificaciones:
    +1,449
    ShioryShiory
    Tienes 3 días o3o
     
  11. Shiory

    Shiory -다시 시작하는 거야-

    Registrado:
    27 Nov 2008
    Mensajes:
    935
    Temas:
    50
    Calificaciones:
    +416

    Otra vez la formación de avance había optado el mismo patrón que habían estado manteniendo desde la incorporación de Isnan en el team; sólo que esta vez la joven Haskelk parecía distraída ante las cursis palabrerías incesantes del varón mencionado. La muchacha se desconectó un momento de su alrededor y comenzó a analizar la situación en la que se encontraban, y una preocupación llegó a su mente. En consecuencia, se viró instintivamente para observar al Caith; y sus orbes se cruzaron.

    El pelirrojo se abstuvo de cambiar su expresión neutral y mantuvo el silencio caminando junto a su monstruo, mientras que los escarlatas de la coneja parecían esperar algo. Pues sí, esperaba alguna especie de disculpa por parte de él, o mínimamente una señal de que no estaba siendo solamente usada por la complementación de clases que un Marksman necesitaba para su óptimo desempeño. A pesar de haberse ofendido profundamente ante la falta de intervención de su compañero en un momento crítico, al menos desde su punto de vista, Raon quería creer que había tenido sus razones. Sin embargo, no podía expresar transparentemente esa intención de reconciliación, o mejor dicho, no quería: todavía se sentía encaprichada como para hacerlo. Al final, cerró los ojos y pronunció un sonoro "Hmp!" antes de virar su cabeza y mirar al frente.

    Por otra parte, Izanagi se irritó un poco más de lo que ya sentía. ¿Qué le pasaba? Él debería ser quien anduviese molesto. Después de todo, venía dejándolos actuar a su voluntad y aún así la Salamander no mostraba desenojarse ni un poco. ¡Ya hasta parecía una niña encaprichada! ... ¿Cabía la posibilidad de que Raon fuese realmente una mujer? Ante la idea, el moreno detuvo abruptamente su andar y Otori también frenó, extrañado por el comportamiento de su amo.

    El de las pupilas horizontales levantó la vista y observó los pasos de la personaje, los cuales, ahora que se detenía a analizarlos, resultaban bastante femeninos. Además, el cotoneo de sus caderas parecía algo natural de su anatomía, sobre de lo que ni ella era consciente. El joven Mori negó con su cabeza. No era el tiempo para ponerse a deducir tonterías. Él era un gordo friki detrás de todos esos lindos gráficos, nada más. Lo que realmente era importante ahora era descifrar qué era esa extraña vibra que el Assasin destilaba con cada gesto. Algo en él le resultaba familiar, pero no podía detectar exactamente qué...

    En ese momento, el olfato del tamer de monstruos se agudizó y percibió algo extraño. Se suponía que debían ir hacia el sureste para llegar hasta la cueva en las costas de Seaside, pero las salinas en el aire eran muy escasas para poder afirmar que estaban avanzando en la dirección adecuada.

    Oigan, ¿están seguros que es el camino correcto?— cuestionó Baphomet. De hecho, ya estaban tardando más de lo que había calculado. Ante esas palabras, el rubio lo observó un segundo con una expresión enigmática antes de esconderlo rápidamente con una sonrisa que las pupilas horizontales pudieron descifrar.

    Claro que sí. Dije que es un atajo, ¿no?— afirmó tomando de la mano de su compañera—. Sólo que estamos avanzando con un ritmo en el que lady Raon no se cansará— sentenció implantando un beso en el dorso de la diestra femenina.

    Con el tacto de los labios masculinos sobre su piel, la fémina sintió cierto cosquilleo en la zona, que rápidamente fue a producir un calor que parecía recorrer lentamente su cuerpo. Parpadeó un par de veces mirando al hombre. Qué raro, a pesar de esa curiosa sensación, era muy claro que esa diversión inicial de ser tratada de princesa se había extinguido rápidamente y, sinceramente, su curiosidad por él se había desvanecido hacía rato. Él simplemente le guiñó el ojo y le sonrió despidiendo una sonrisa Colgate brillo desde sus dientes. En serio que resultaba aburrido e innecesariamente empalagoso ese tipo, pero forzó una sonrisa.

    A pesar de la explicación esperada del sujeto, el de los cuernos no se mostró para nada convencido y, de hecho, extrajo rápidamente su arco, materializando sus flechas gélidas y apuntándolas hacia el dúo. Otori no entendió muy bien a qué venía eso, pero sus sentidos se agudizaron para efectuar cualquier orden.

    ¿Q-qué haces?— se exaltó Raon ante la repentina posición ofensiva.
    ¡Aléjate de él!— exclamó Baphomet con una mirada perforante que no se despegaba del sujeto. ¿Cómo rayos no se había dado cuenta antes? Ahora era claro que Isnan era uno de su tipo, de esos que muestran una fachada para ganarse la confianza de la gente. Joder, él también había usado varias veces esa estrategia; pero recién ahora había podido poner todas la piezas en su lugar, siendo la clave ese último gesto anterior al beso que sin querer había mostrado una malintencionada mirada—. ¿Qué esperas? ¡Rápido!— se impacientó ante la falta de reacción de la holandesa.

    Ante la situación, a diferencia de lo que habría esperado Izanagi, su homólogo se carcajeó confiado y apoyó sin permiso alguno una mano en la cintura femenina y la jaló para pegar ambas anatomías.

    Creo que es tarde para eso, "Baph"— pronunció el Assasin atreviéndose a masajear los pechos femeninos, a lo que la coneja no oponía resistencia a pesar de su cara de disgusto.

    Pero qué...
    Ja, es una de mis skills de parálisis.
    Guh... El b-beso...— logró articular la de orbes escarlata cayendo deduciendo que esa extraña sensación que había percibido debía tratarse de eso.

    Veo que te has dado cuenta, conejita— felicitó el malhechor y percibió el enojado semblante masculino—. A ver, no tengo tiempo que perder. Ahora que ya no tienes más a tu escudo, eres una presa fácil, amigo.

    Habiendo dicho esto, el veloz jugador dejó que la gravedad del mundo virtual hiciera lo suyo con el inmóvil cuerpo femenino y se dirigió hacia la bestia que sostenía las flores claves que le darían dinero fácil para él solo.

    Otori, ¡las rocas!— Ante la orden de su amo, el monstruo hundió su mano libre entre las fértiles tierras y enseguida levantó varios minerales que salieron despedidos hacia el agresor.

    Confiado con que se trataban sólo de algunas rocas, el chakram envuelto en electricidad fue suficiente para repeler el ataque, aunque no para evitar todas las flechas que se avecinaron camufladas en la misma trayectoria. El efecto Frozen acumulativo hizo de las suyas, dándole tiempo al dúo de correr hacia donde yacía Freyja.

    Sin embargo, antes de poder alcanzarla, una masa verde fue detectado con el rabillo del ojo ambarino, tras lo cual el híbrido sintió un peso que lo tumbó al piso. Al mirar mejor, identificó a una nada agraciada criatura enana que sostenía en su mano una bola amarillenta. ¡Ese era su Little Gold Nugget! ¿Qué clase de skill había empleado para quitárselo tan fácilmente? Estaba seguro que ese item estaba seguro en su inventario... Diablos, estaba tan concentrado en la situación actual que no le había prestado mucha atención a esa pestilencia de los monstruos nuevos y lo agarraron desprevenido. Lo peor, más de esos mobs habían aparecido por donde había llegado el primero y bailaban molestamente sobre su espalda. A todo eso, Otori les gruñía para intentar mantenerlos lejos de las flores que parecían recelar. De hecho, hasta se habían acercado a la pobre Raon y le picaban el trasero con una rama mientras carcajeaban entre ellos.

    Lanzando una maldición en japonés, el joven se reincorporó a la vez que lograba hacer retroceder a los traviesos monstruos. En ese momento, el chrakram de Isnan se acercó y golpeó a uno de los que amenazaban al Mandrake, antes de volver a las manos de su usuario.

    Tch, no esperé que aparecieran estas molestas criaturas— chistó el rubio llamando la atención de los ahora enojados Goblins—. ¿Qué? ¿Acaso creen que pueden ganarme?— desafió altaneramente el jugador, empleando otra skill con la que aparecieron extensiones eléctricas en cada filo de su arma, en forma de látigos.

    A su vez, el caprino evocó su Double Edge y lo recubrió con la capa gélida que le ayudaría para esa batalla a corta distancia, puesto que los alarmados monstruos también lo rodearon junto a su Mandrake. Antes de comenzar, miró de reojo a su compañera, quien había logrado ganar algo de movilidad.

    Pero el salto de los tres Goblins oponentes obligaron a Baph a blandir su arma y repelerlos. Acto seguido, requirió del polen de su bestia. Acatando rápidamente la orden, los granos se suspendieron en el aire y se esparcieron alrededor, ocasionando la característica picazón que pareció generarles bastante molestia.

    A unos pocos metros, Isnan se mantenía ocupado evadiendo a los veloces seres verdosos que ya le habían arrebatado un item de su inventario y buscaban más. Su armadura brillante les despertaba el interés natural por esa clase de destellos. El Assassin realmente se estaba hartando de los enanos, además de que a pesar de su nivel relativamente alto, no veía conveniente exterminarlos a todos; no tenía sentido. Sólo debía arrebatarle las flores a ese Mandrake y ya el mayor trabajo estaría hecho.

    Entonces, tras cargar en sus dedos energía eléctrica, el traidor disparó contra los enanos y se aseguró de dirigir algunos hacia las espaldas de la criatura de la inflorescencia. Otori emitió un chillido al sentir dos impactos y cayó de rodillas, intentando proteger el bouquet aún en esas circunstancias. El Marksman se preocupó un poco, pero no tenía tiempo de cesar en su defensa, puesto que su baja VIT no le daba el lujo de recibir un golpe directo que lo comprometería en demasía.

    A sabiendas de la incomodidad en batalla a corta distancia que presentaban los de la clase del Caith, el Assasin aprovechó la breve parálisis de los enanos para ir por el tipo planta y terminar de una vez todo. Empero, una envoltura caliente apareció en el campo, tragando a un Goblin que retrocedió metiéndose en la trayectoria del rubio, obligándolo a frenar para no caer dentro del hechizo y su efecto abrasador. Haskelk había vuelto a la acción.

    La espada flameante de la fémina brillaba con igual intesidad que mil soles su enojo hacia el traidor, y su mirada carmín desde ya estaba lacerando la carne virtual del sujeto. En eso, el furioso enano quemado quiso obtener su venganza, por lo que empleó Steal para aumentar drásticamente su AGI y llegar en un parpadeo hacia la nueva enemiga. Con ese movimiento logró robar un item como se habría esperado, pero no pudo verificar de qué se trataba; pues la alta defensa y la prevención de la mujer le habían permitido mantenerse de pie a pesar de ser arrastrada considerables centímetros debido al impacto, pero que a la vez tuvo la oportunidad perfecta para mantener cerca a ese debilitado montruo y encestarle un explosivo corte justo sobre la cabeza. Con ello, el item robado volvió a su lugar y un enemigo se descontó del campo.

    Luego de todo eso, la diseñadora se acercó hasta su usual compañero, blandiendo el arma distrayendo a los enemigos y para que la skill Double Edge desencadenara sorpresivamente una brillante explosión helada sobre el troll que dejó caer el Gold Nugget de sus mugrientas manos. Empero, un segundo boost de AGI enemigo obligó a la holandesa a emplear un movimiento evasivo no muy calculado, lo que la hizo perder completamente el equilibrio en el proceso; aunque su caída fue evitada por la mano del caprino que tomó la muñeca de la fémina y la jaló hacia sí antes de virarse rápidamente a bloquear con su arma una tackleada. Así, ambos quedaron con las espaldas enfrentadas y con los mobs rodeándoles.

    La Salamander podía sentir el pesado respirar del varón que inflaba su atlética espalda hacia la de ella, y sonrió. Después de todo, era interesante ver qué bien se coordinaban para batallar juntos.

    Por otra parte, Isnan estaba teniendo un tiempo difícil contra esa pequeña horda que lo tenía arrinconado. A pesar de poseer una resistencia decente, el par de rápidos y coordinados duendecillos no le dejaba predecir fácilmente la trayectoria ofensiva y por ende resultaba muy difícil hacerles frente de manera efectiva. De hecho, había intentado escapar volando un par de veces, pero cada vez que amagaba con hacerlo, el Jungle Hiker de los Goblins lo arrastraban hacia abajo.

    Baphomet había logrado ver esas escenas a pesar de la atareada defensa que debía sostener, y observó a su Mandrake. Desde hacía rato, más que protegerse a sí mismo, sentía que estaba resguardando más a su bestia; más específicamente, las flores que éste poseía. Definitivamente no era su imaginación, puesto que a pesar de una posición resguardada entre los jugadores que mantenía el de la inflorescencia, los de las gemas y coronas de flores habían intentado arremeter contra éste; seguramente estaban detrás de ese llamativo bouquet. Entonces, después de maquinar alguna estrategia para huir luego de haber sufrido de primera mano la imposibilidad de volar (ya que cuando lo intentaron las criaturas verdosas hacían una combinación de Steal para aumentar su AGI y, a cambio de anularse con su consecuente habilidad de robar un item, empleaban enseguida el Jungle Hiker para hacerles el mismo peso y molestias que al rubio a unos metros), el japonés llegó a sólo una conclusión para salir del apuro.

    No obstante, no se sintió seguro de efectuar su plan. Los constantes ataques adversarios al final habían logrado quebrar su defensa y reducir su HP que se balanceaba entre los tonos del alarmante amarillo; lo peor, no tenía tiempo de usar Heal sin correr el riesgo de que lo atacasen antes de lograr efectuarlo. Pero no tenía opción. Aprovechando que otra vez su espalda había quedado tocando la ojicarmín, el varón susurró la colaboración que necesitaba de ella. A pesar de su aún remanente enojo de fondo, la chica no pudo evitar sentir la confianza en sus palabras, como siempre.

    Entonces, en un rápido movimiento, ambos jugadores se despojaron de sus protecciones metálicas de los brazos y las lanzaron hacia la dirección en la que se encontraban Isnan y el resto de los mobs, tras lo cual el Caith evocó las flechas gélidas para atinarlas en los blancos brillantes. Entonces, las esferas flameantes de Hwa viajaron rápidamente hacia el mismo objetivo, impactando y rompiendo con sus estallidos los cristales de hielo que se habían materializado sobre la superficie conductora, y con ello despidiendo un resplandor llamativo y bonito. Por suerte, como había esperado Baph, los amantes de las cosas brillantes quedaron fascinados con el inusual fenómeno óptico cautivador que resultó de la combinación de las skills y el reflejo metálico ante ellas, bajando la concentración y guardia por unos breves segundos. Así, aprovechando la situación, el par de jugadores dio un rápido salto antes de activar sus alas y huir volando junto al Mandrake que mantenía las preciadas flores. Realmente había sido un alivio que la estrategia resultara, puesto que si los enemigos no se habrían interesado lo suficientemente en el resplandor, habrían tenido la brecha perfecta para acestar ataques críticos en ambos jugadores, dejando definitivamente al pelirrojo fuera de juego.

    En cambio, Isnan no tuvo la misma suerte. Pues se había quedado extrañado de tal movimiento ajeno y no había logrado captar que justamente se trataba de la distracción perfecta para escapar sin ser impedido por la skill de boost de velocidad que esos enanos empleaban tan bien.

    Así, los dos jugadores y la bestia se alejaron riendo con satisfacción hacia la correcta localización para terminar de una vez la Quest, dejando que las maldiciones y gritos de rabia del traidor resonara cada vez más lejos a sus espaldas antes de desaparecer junto a su presencia en ese sector de Fungious.

    En todo esto, Raon esbozó una sonrisa realmente divertida y se colgó un momento del cuello de su compañero, desequilibrándolo en el vuelo y a la vez arrebatándole un grito de precausión y susto a Otori, quien casi se zafaba del agarre de su amo. A pesar de la clara irritación del japonés por el inesperado afecto, la fémina no perdió su buen humor; después de todo, de verdad se alegraba de haber hecho en cierta medida las pases con él aunque ninguno de los dos tocó el tema. Era muy cómodo volver a estar bien con él, y pronto recibirían una jugosa paga por el hermoso ramo colorido que tanto les había costado armar.




    CorventCorvent Mátame *se le tira encima*
    BelgiumBelgium Acá está, AL FIN! Muchas gracias por las mil prórrogas ;3;
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12. Autor
    Krause

    Krause Leave me. Moderador

    Registrado:
    2 Oct 2011
    Mensajes:
    3,275
    Temas:
    313
    Calificaciones:
    +730
    Hola, traigo su revisión un poco atrasada -por dos días, creo- así que de antemano pido una disculpa por ese pequeño retardo. Pero, sin más, vamor con la corrección:

    Narrativa: Ambos tuvieron pequeños errores durante la narrativa. Shio, en su primer post, usaba mal algunos conectores, mientras Corv, en su segundo, se le fueron muchos dedazos. En el caso de Shio entiendo que esto se pueda deber a que llegó cansada y por tanto, escribió el post y no le dio una doble revisión. En cuanto a Corv, me imagino que también estabas igual de cansado para notar esos pequeños errores que tuviste, los cuales podían desaparecer con una segunda leída. Sin embargo estos pequeños errorcillos no son graves, pero si notorios y, como deben saber ya, entorpecen mucho la lectura. Realmente no puedo dar más consejos que el que ya di; una segunda revisión para notar partes raras o dedazos y corregirlos en el momento.

    Por demás, ambos tienen un estilo de narración fluido y fácil de leer. Si bien Shiory es más descriptiva y le gusta explayarse todo lo que puede, eso no le quita mérito alguno a la narrativa directa de Corv, que también es muy disfrutable. Aunque en situaciones ya sea de batalla, si te recomendaría que detallaras un poco más, aunque de eso lo hablaré en profundidad en desarrollo.
    Ambos: 23/25

    Realismo: Seré sincero, sólo tres tipos de monstruo aparecieron durante toda la Quest y de forma muy puntual y tampoco se encontraron con muchos jugadores más allá de Isden. La misión era clara respecto a esto:
    . La planta del inicio fue un buen indicativo de esto, pero no duró ni hubo apariciones parecidas más allá de éste caso aislado. Mientras iban por los Mandrakes, no hubo monstruos que los atacaran de sorpresa ni que tratan de llevarse las flores, lo cual, para la zona que es Fungious, es muy conveniente. Los Mandrakes tampoco hicieron gran esfuerzo por defenderse o llamar más refuerzos. Cuando aparecieron los goblins y dada el súbito movimiento que sufría en Mandrake de Baphomet -atacar, esconderse, defenderse- se hace casi imposible que al menos una flor o algo no resultara dañada entre todas sus acciones. Varias situaciones o detalles en sí que no tomaron en cuenta o se les olvidaron -los que ya mencioné, por ejemplo-. Entre la gran distancia de fechas que hay entre post y post, es comprensible que estos se les hayan olvidado u obviado ya en pos de avanzar y terminar ya con la Quest interminable. Ambos: 18/25.

    Interpretación: En este apartado no tengo muchas quejas a decir verdad. A nivel de personajes han manejado todo perfectamente. Las reacciones de Raon y sus sentimientos, los disgutos de Baphomet, la actitud egocentrica y prepotente del jugador enemigo. Ahora bien mis quejas, o queja mayor, sería en sí el manejo que se le dio al entorno. Como bien mencioné en realismo, los enfrentamietos contra los monstruos fueron muy puntuales, cuando el enunciado dicta que están en una zona con varios mobs o que podrían atacarlos dado que están alterando su ambiente. Sí, sé que quizás estoy pidiendo que "pelearan más" contra distintos monstruos, pero no es ese el caso. Con que hubieran narrado que se escuchaban diversos ruidos o el avistamiento de otros mobs por las cercanías hubiera sido suficiente sin entrar en el terreno de narración de combates. Ambos: 20/25.

    Desarrollo: Uno de los apartados más debiles de la Quest. No porque estuviera mal en sí, sino por otro tipo de factores que terminaron cayendo en este apartado. Al ser una Quest que duró mucho -un mes, creo- nota el apuro en varios de los post, como mencioné en los errores de narrativa; además de esto, como que se notó que ya todo era para terminar y los combates eran algo rápidos. La verdad, como sé que ambos están muy ocupados, les recomiendo que si van a narrarr combates estos no caigan en sólo una persona (como fue en el caso de Corv contra los Mandrakes y el de Shiory contra los trolls y el jugador enemigo). Podrían repartirse mejor esas tareas para que todo no se vea como que hecho a las carreras, porque yo sé que uno no puede solo con el peso de combantes cuando ya estás muy cansado y más si son largos. Y con esto no me refiero que sólo narren el inicio del combate y pasen el resto del peso a su compañero (? -como ocurrió en este caso- sino un 50/50.

    Ambos: 19/25.
    Calificacion:
    CorventCorvent 80/100
    ShioryShiory 80/100

    Tanto Baphomet como Raon ganan: 179 YRD y 15 reactivos.
    Raon sube a nivel 9 y se queda con 8 reactivos.
    Baphomet sube a nivel 9 y le quedan 3 reactivos.
    Pueden lanzar dados por los mobs que mataron y repartan sus stats. Cualquier error por perfil, MP, discord, etc (?
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13. Corvent

    Corvent |><(((((ಠ> ... Deal with it!

    Registrado:
    15 Sep 2014
    Mensajes:
    1,135
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +326
    Dejo link a mi ficha porque el otro está mal Sistema - Biblioteca de fichas | Página 2 - Alfheim Online | Foros Dz
    Repartición de stats Baphomet(10 puntos) Lvl 9
    STR: 13 +2 = 15
    AGI: 20 +5 = 25
    VIT: 9 +1 = 10
    INT: 13 +2 = 15
    SPI: 20

    Repartición de stats Otori(10 puntos) Lvl 9
    STR: 9
    AGI: 18
    VIT: 15 +10 = 25
    INT: 25
    SPI: 20

    Yyyyy dados!!
    Bueno, según mis cuentas es esto:
    ―Bright Flower x2
    ─Amber Stone x4
    ―Little gold nugget x2
    ─Ginatia leaf x2
    ―Poisonous sap x1
    ―Blind Eater seeds x2
    ―Rusty dagger x2
    ─Onix Stone x4
    ―Silver ingot x2
     
    Corvent tiró un dado de 100 caras por: Mandrake Total: 77
    Corvent tiró un dado de 100 caras por: Blind Eater Total: 91
    Corvent tiró un dado de 100 caras por: Goblin Total: 42
    Última edición: 6 Jun 2017
  14. Shiory

    Shiory -다시 시작하는 거야-

    Registrado:
    27 Nov 2008
    Mensajes:
    935
    Temas:
    50
    Calificaciones:
    +416
    STR: 22 + 4= 26
    AGI: 19 + 2= 21
    VIT: 18 + 3= 21
    INT: 8 + 1= 9
    SPI: 13
     
    Shiory tiró un dado de 100 caras por: Mandrake Total: 118
    Shiory tiró un dado de 100 caras por: Blind Total: 138
    Shiory tiró un dado de 100 caras por: Goblin Total: 113
    Última edición: 6 Jun 2017
  15. Corvent

    Corvent |><(((((ಠ> ... Deal with it!

    Registrado:
    15 Sep 2014
    Mensajes:
    1,135
    Temas:
    1
    Calificaciones:
    +326
  16. Autor
    Krause

    Krause Leave me. Moderador

    Registrado:
    2 Oct 2011
    Mensajes:
    3,275
    Temas:
    313
    Calificaciones:
    +730
  17. Belgium

    Belgium Jiayou <3 Moderador

    Registrado:
    1 Dic 2006
    Mensajes:
    2,624
    Temas:
    128
    Calificaciones:
    +1,449
    Asignado todo ouo/
     
Estado del tema:
Cerrado para nuevas respuestas

Compartir esta página

Cargando...