1. Autor
    Saile-GS

    Saile-GS

    Registrado:
    28 Abr 2013
    Mensajes:
    227
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +60
    AUTORES : SAILE & Chooser of the Slain

    Este crossover viene de una intersección entre los universos de MARVEL y NARUTO.

    Cuenta la historia del ninja rubio en un universo paralelo al que conocemos, y por "azares" del destino terminara en un universo con super-héroes en mallas y muchas cosas locas, el camino a casa sera largo y difícil.

    NOTA :
    Los personajes utilizados en este CrossFic pertenecen a Masashi Kishimoto y Marvel Comics.

    PRÓLOGO

    En resumen seria la introducción del primer capítulo de Naruto, ya lo colgare.

    CAPITULO 01 : UN SHINOBI PERDIDO EN NEW YORK


    Con tan solo once años, Uzumaki Naruto se dejó caer completamente exhausto, respirando con dificultad, con una amplia sonrisa a pesar de su evidente agotamiento.

    ─¿Quién hubiera pensado que este jutsu sería tan difícil de aprender?, pero parece que este es mucho mejor que aquel jutsu de clones que nos enseñaron en la academia.

    Naruto si que se destacaba de entre la multitud. Tenía el cabello rubio rebelde, ojos azules como el cielo, un rostro redondo, de baja estatura para su edad y vestía un traje de color naranja intenso. No era un alumno sobresaliente, había fallado el examen final tres veces, quedando siempre en el último lugar en la Academia, incluso por detrás de Shikamaru, que dormía todo el tiempo en clase, esta era su última oportunidad, Mizuki sensei se lo había dicho.

    Con el fin de convertirse en ninja, Naruto había robado un pergamino prohibido, que contenía técnicas secretas desarrolladas por el anterior Hokage. Si podía aprender, aunque sea una sola de esas técnicas, y se la mostraba a Iruka sensei, entonces él se convertiría en un Genin. No había nada más asombroso que el jutsu clon de sombra.

    ─¡No hay manera de que Iruka sensei no me deje pasar ahora! ─dijo Naruto, mostrando su entusiasmo, sin embargo, se estaba haciendo muy tarde─. ¿Dónde está Iruka sensei?, Mizuki sensei me habrá dado bien el lugar de encuentro.

    En lo que esperaba a Iruka, Naruto recordaba la proeza que había realizado tan solo unas horas atrás, eran cerca de las 22:00 horas, Naruto, tal vez por la adrenalina que corría por sus venas, haber robado el rollo con las técnicas secretas de la aldea en las narices del viejo era excitante.

    ─¡Fue genial! ─dijo Naruto, se había sentido un verdadero ninja.

    Naruto miró nuevamente el pergamino prohibido.

    ¿Qué otros movimientos impresionantes podían encontrarse escritos en este viejo rollo...? No haría daño darle una mirada más a fondo, ¿no?

    Naruto asintió con la cabeza, dándose la razón a si mismo para proseguir y saciar su curiosidad. Colocando el pergamino en su regazo, prosiguió a leer el siguiente jutsu.

    ─Vamos a ver, que sigue. ¿Exilio del mundo impuro?, hmm.

    Naruto leyó y releyó el título del jutsu un par de veces, frunciendo el ceño confundido.

    ─¿Eh, un jutsu de espacio-tiempo...?, ¿qué se supone que es eso? ─se preguntaba un Naruto algo confundido.

    Después del título del jutsu, había una explicación larga y técnica de lo que exactamente se suponía que el jutsu debía hacer. Naruto saltó esa parte después del primer par de frases.

    Bien, aprenderé el jutsu, y cuando lo ejecute veré lo que pasa, después de todo pude aprender el jutsu clones de sombra.

    Había más de una docena de sellos, cada sello meticulosamente grabado, y con una caligrafía perfecta. Leyó a través de la secuencia de un par de veces, hasta que estuvo lo suficientemente seguro de que podía hacerlo bien. Naruto enrollo el pergamino, y lo ató a su espalda y comenzó a formar los sellos de la mano, tuvo que ir despacio, para asegurarse de que lo estaba haciendo bien, y ni hablar de moldear su chakra, que en eso no era muy bueno. Ya estaba amaneciendo, cuando alcanzo a escuchar una voz.

    ─¡Naruto! ─dijo un Ninja a la distancia.

    Naruto saltó, aullando de la impresión, justo cuando terminó el último sello. Vio la mirada de sorpresa en el rostro de Iruka, justo cuando el jutsu creo un efecto de desintegración alrededor de él. Sintió la sensación de un tirón y después hubo un crujido de la tierra, Naruto había desaparecido.

    ----------​

    El mundo se volvió negro, y lo último que Naruto vio fue la cara de Iruka sensei con sorpresa y preocupación. ¿Y entonces...?

    Una luz blanca y brillante se filtraba a través de las hojas verdes de los árboles. Árboles extraños, que no reconoció en lo absoluto. Oyó los pájaros cantando en la distancia. Una calmada brisa hacia crujir las hojas, los rayos del sol eran intensos.

    Naruto se sentó, debió de haber aterrizado de manera brusca, ¿tal vez se desmayó? El pergamino prohibido estaba a unos metros de distancia. Se puso de pie y levantando el rollo, escuchó algo a la distancia, un sonido de bocina algo extraña, Naruto se siguió por sus oídos.

    ─¿Dónde está Iruka sensei? ─se preguntó Naruto confundido, en lo que llegaba hasta el borde del área boscosa.

    Había un camino, un muy, muy amplio camino, pavimentada con algún tipo de piedra negra, con una apariencia muy uniforme, a diferencia de los adoquines lisos con los que estaba familiarizado. Todas estas carrosas de metal y pintadas de amarillo. Muchos de ellos estaban haciendo ese ruido con la bocina, tocando fuerte, provocándole dolor en los oídos.

    Los edificios del otro lado de la carretera no se parecían a nada que Naruto haya visto anteriormente. Eran altos, parecían de vidrio reflectante y brillante. Había escritos extraños en todas partes, vallas publicitarias y carteles, Naruto no podía leer nada de eso.

    No importa en donde esta Iruka sensei, ¿en dónde me encuentro yo?

    Estaba seguro de que ese lugar no era el pueblo oculto de la hoja. Había gente de todas las formas, tamaños, y colores caminando al lado de la carretera, ninguno de ellos parecía prestarle atención caminaba fuera de la zona boscosa. Tenía que ser un parque o algo así, Naruto miraba desconcertado por los alrededores, esos edificios increíblemente altos rodearan el parque.

    ─¡Apártate del camino, chico estúpido! ─dijo un taxista furioso.

    Naruto salto sorprendido, y aunque no entendía al hombre, claramente estaba furioso, podía deducir que es lo que quería y se apresuró a regresar a la orilla del camino, de vuelta a la seguridad de la zona del parque.

    ─Ponte en mi lugar... ─murmuró Naruto para sí mismo.

    Observó desde la seguridad de un árbol cercano, lo que le valió algunas miradas extrañas de los transeúntes, desde luego, pensaba que todo esto era raro. Naruto estaba empezando a sentirse confundido y un poco ansioso. Tantas preguntas repentinas llegando a su cabeza. ¿En dónde se encontraba?, ¿que era ese camino?, ¿qué idioma había usado aquel hombre?, ¿para qué construir edificios tan altos que parecieran tocar el cielo? Sentía como si su cabeza estuviera girando. Necesitaba saber más, tenía que averiguar lo que iba a hacer, cuál sería su siguiente paso, su estómago gruñó, necesitaba comer.

    ----------​

    Sólo una persona podía crear un estado de pánico y trastorno de gran magnitud en la aldea ninja oculta de la hoja, Uzumaki Naruto, había robado el pergamino prohibido del segundo Hokage, un pergamino con técnicas peligrosas que datan desde la fundación de la aldea.

    ─Ese pergamino... ¿Por qué tenía que ser justo ese...? ─dijo el Tercer Hokage, mientras iba y venía a través de su oficina, apenas contenía su ansiedad. Algunas de esas técnicas en ese pergamino podrían poner a la aldea en gran peligro.

    A pesar de su avanzada edad, Sarutobi Hiruzen era el ninja más fuerte de la aldea. Sus ojos oscuros reflejaban todavía la fuerza de sus años dorados, aunque con el devenir de los años, su rostro lleno de arrugas y su cabello completamente blanco mostraban que ya se encontraba en declive.

    El Tercer Hokage tenía a todos los ninjas disponibles en busca de Naruto, pero sabía por experiencia que, si el niño no quiere ser encontrado, no lo sería. Naruto había aprendido a correr tan pronto comenzó a caminar. Umino Iruka irrumpió en su despacho sin previo aviso y sacándolo de sus pensamientos.

    ─Señor Hokage, aha, aha, traté de detenerlo, señor, pero él… ─dijo Iruka, agotado por la prisa de comunicarle al Hokage por lo sucedido, el Hokage levantó la mano para indicarle que se calmara.

    ─¿Qué ocurre Iruka?

    ─Es Naruto, Señor ─respondió Iruka, Hiruzen le hizo callar con una mirada, y luego con un gesto, ordenó a su secretaria salir de la oficina, cuando estuvo seguro de que estaban solos, le hizo un gesto a Iruka para continuar─. Cuando Mizuki me dijo lo que había hecho Naruto, fui a buscarlo, lo encontré en un claro, tenía el pergamino prohibido con él, y por su aspecto, parece que había estado practicando durante toda la noche.

    ─¿Qué pasó? ─preguntó Hiruzen.

    ─No.… no lo sé, Señor ─dijo Iruka confundido─. Fue como si el espacio a su alrededor se lo hubiera... tragado, Naruto desapareció con el pergamino.

    ─¿Qué? ─preguntó Hiruzen. Se detuvo un momento, miró al chunin y le dijo─: Iruka, necesito que me cuentes todo desde el principio y paso a paso, no omitas algún detalle.

    Le tomó treinta minutos obtener los todos los detalles, incluyendo el último sello que Iruka le había visto hacer a Naruto. Hiruzen despacho a Iruka ordenándole guardar silencio de los eventos que presencio.

    Solo en su oficina, una vez más, tenía una muy buena idea del jutsu que había ejecutado Naruto, no por nada Hiruzen era apodado El Profesor, se rumoreaba que conocía todos los jutsus de la aldea. Se dejó caer pesadamente en su silla, soltando un suspiro de derrota, el jutsu empleado por Naruto, era uno que cuya finalidad era llevar a un ninja enemigo a otra dimensión, y nunca más se sabía de la víctima, jutsu empleado originalmente por el clan Uchiha, fue compartido al clan Senju en signo de buena voluntad al unirse para conformar los cimientos de lo que sería Konoha, en los registro se podía contar con los dedos de una mano las personas capaces de usar esta técnica, el mismo Hiruzen no se tenía dudas de poder ejecutarla, los riesgos era muy riesgoso y no había garantía de que funcionara apropiadamente, las probabilidades de que Naruto lo haya conseguido eran muy bajas, y si llegara a sobrevivir, aún estaba el inconveniente de que el ultimo usuario de esta técnica, Uchiha Fugaku, estaba muerto, no pintaba nada bien el panorama.

    Se escucho una tos en la oficina.

    ─¿Ya? ─murmuró Hiruzen en voz baja.

    Un ANBU que apareció en un instante, asintió con la cabeza para dar la confirmación a la pregunta del anciano Hokage, Hiruzen se levantó, poniéndose el sombrero tradicional, se dirigió a la reunión de emergencia que El Señor Feudal de la Tierra del fuego había convocado, la información se había filtrado, sin duda estas no eran buenas.

    ----------​

    La nariz de Naruto lo llevó a un área abierta del parque, por el camino tuvo que esquivar un par de taxis y a sus conductores enfadados, se encontró de pie al borde del parque, mirando con avidez en la dirección de un vendedor de comida.

    Este proveedor tenía lo que parecía ser una barbacoa portátil, vendía una especie de salchichas en bollos, con varios condimentos apilados en la parte superior, Naruto arrugó la nariz ante la idea de que la materia verde viscosa era lechuga, pero el olor de la salchicha cocida pasó por encima de su aversión por los vegetales.

    [Rayos, ya paso bastante tiempo desde que probé bocado, y definitivamente esos bollos tienen buena pinta, hmn. ]

    El sol se estaba hundiendo más allá de las construcciones visibles mas allá del parque, el cielo estallaba en una hermosa mezcla de naranjas, morados y rojos, era un espectáculo que naruto disfrutaba en su camino al puesto de comida, se detuvo cuando algo llamo su atención, vio a una persona comprar uno de esos bollos con salchichas, pagó con unos billetes de raro aspecto, los había sacado de una cartera de cuero negro que saco del bolsillo de su chaqueta.

    [Es cierto, no tengo ni una mísera moneda, y aunque tuviera, no creo que me sirva de mucho, no se parece en nada al dinero de ese tipo. ]

    Aquel hombre de piel oscura era calvo, tenía un parche en el ojo y daba la impresión de tener un buen físico.

    [¿Sería correcto robar a alguien que estaba medio ciego? ]

    El estómago de Naruto gruñó. Por otra parte, la ropa del hombre parecía cara, talvez podría permitirse el lujo de perderse una comida.

    Naruto aprendió a ser sigiloso en la academia, a decir verdad, era el más sigiloso de todos los estudiantes, le servía de mucho ocultarse de los ninjas que lo perseguían después de una buena broma, espiar en el baño de chicas y muchas otras cosas más.

    Siguió al hombre lejos del vendedor, si iba a comprar una salchicha, lo más seguro era que el vendedor no lo viera robando. Naruto sonrió para sí mismo, un plan ya se había formado en su mente.

    Naruto procedió a crear un clon de sombra que enviaría adelante. El General Nick Fury fue sorprendido por un chico rubio y bajito que se detuvo bruscamente delante de él, algo que le llamaba la atención eran las líneas en las mejillas del niño, lo hacía parecer un zorro de dibujos animados.

    ─[Lo siento, señor] ─dijo Naruto.

    Fury desconcertado, no entendía nada de lo dicho por Naruto, y peor aún, cuando comenzó hacer extraños símbolos con las manos y de inmediato una explosión de humo blanco sorprendió a Fury, quien dio un salto hacia atrás, y preparado a desenfundar su arma, el humo se disipó, Fury no podía creer lo que veía, había una muy bien dotada chica desnuda y de pie frente a él, apenas algunas nubes restantes mantenían su modestia.

    ─[¡Hola!] ─dijo la chica, mientas le soltaba una risita picara y le daba un guiño a Fury.

    Esto es... surrealista.

    Fury no podía dar crédito a lo que veían sus ojos, sin embargo, sintió una mano en su bolsillo, se giró y grande era su sorpresa, había un niño idéntico al anterior con su billetera en las manos.

    ─[Lo siento jefe] ─dijo el clon chica sexy, desapareciendo al instante.

    ─[Maldición] ─murmuró Naruto.

    A Naruto no le quedo de otra, en un momento, trato de barrer las piernas de Fury lo más rápido que pudo, pero fueron los años de experiencia de Fury, lo que le permitió esquivarlo, Naruto no se rendiría, así que de inmediato se impulsó con los brazos para dar un giró en el aire y asestar dos patadas rápidas a Fury, que lo sacarían de equilibrio, sin tener más opción que retroceder. El hotdog salió despedido de la mano de Fury, mientras giraba en el aire, Naruto dio un salto para cogerlo con la boca y engullirlo rápidamente.

    ─Agg, cebollas, ¡qué asco! ─dijo Naruto, mientras arrugaba el rostro.

    Fury dio un paso hacia Naruto─. Dame la cartera, chico ─dijo Fury, mostrándose muy serio, ya que era el dinero lo realmente importante, tenía unos quince dólares allí, pero su ID SHIELD era otra historia. Naruto solo frunció el ceño, sin comprender lo dicho por Fury, formó una cruz con los dedos de sus manos.

    ─[¡Jutsu clones de sombra!]

    Hubo otra explosión de ese humo blanco. Cuando se disipó, había más de una docena de muchachos idénticos de pie allí en formación, sin duda Naruto tenía buenos movimientos, había un cierto grado de entrenamiento allí, pero sus realmente no trabajan muy bien juntos, Fury aprovechó esto, esquivando una patada voladora descuidada, golpes lanzados al azar y sin coordinación, los clones no paraban de chocar uno con otro, desapareciendo en una nube de humo.

    Son falsos, algún tipo de truco.

    Fury saco ventaja de la situación y fue venciendo a clon por clon, sin embargo los que quedaban se replanteaban su estrategia, el grado de coordinación entre ellos aumento, comenzando ocasionarles problemas, un par de los clones se las arreglaron para asestar una pata en la boca del estómago de Fury, la situación se estaba complicando, no había de otra, tendría que tomárselo enserio, después de cinco minutos el último clon se había desvanecido, Naruto ya había abandonado el lugar, sus clones solo eran una distracción, Fury encontró su cartera en el suelo a unos pocos metro de ahí, simplemente la recogió, había tomado todo el dinero y dejo el material realmente valioso atrás.

    ─No está mal, chico, no está nada mal ─dijo Fury, una sonrisa se esbozaba en su rostro.

    ----------​

    En alguna región del espacio exterior, dos seres mirando con dirección a la tierra, uno de aspecto humanoide, de gran altura, con una gran cabeza desprovista de pelo, vistiendo una túnica similar a la que usan los monjes tibetanos, otro con proporciones más humanas, cubierto con un manto oscuro que parecía fluctuar dando la impresión de líquido fluctuando y en posición de meditación.

    ─¿Crees que es prudente haberlo hecho? ─dijo el más alto.

    ─Debía ocurrir, si lo hacía o no, era irrelevante ─contesto la figura oscura.

    ─Supongo que ahora inicia todo.

    CAPITULO 02 : ALBOROTO EN LA GRAN MANZANA

    Naruto había puesto cierta distancia entre él y el hombre al que había asaltado, necesitaba tiempo para resolver las cosas, sabía que ya no estaba en su aldea. Si el título del jutsu era para ser enviado a un lugar lejano, probablemente ni siquiera estaba en su propio mundo, aunque sonara a fantasía. Pensó en tratar con la técnica nuevamente, pero no tenía idea de dónde iba a termina, ni siquiera sabía lo que había hecho mal la última vez...

    [Debí poner más atención a las clases de Iruka sensei, me sería útil ahora mismo]

    El jutsu de clones de sombra era otra historia. El sujeto al que había robado no era sólo un tipo con buena ropa, no esperaba que la pelea se complicara, Naruto supuso que, después de haber crecido en una aldea ninja y todo eso, tendría la ventaja, pero termino sobrestimando sus propias habilidades. Cuando pensó en eso, ya había dejado a sus clones atrás para distraer al hombre, vació su cartera con todo el dinero, y luego abandonado el lugar, como podía recordar una pelea en la que no participo.

    ─[Lo bueno es que el plan le resulto] ─murmuró Naruto, sonriendo─. [Como si esa hemorragia nasal podría cogerme por sorpresa de todos modos] ─dijo, mientras recordaba como uso la misma técnica con el viejo Hokage. Echó un vistazo al extraño dinero.

    [¿Cuánto tiempo me durará?, ¿al menos será suficiente para una comida, o tal vez dos?Ellos definitivamente enviarían a ninjas a buscarme, pero no estoy seguro si me encontraran]

    Naruto necesitaría alimento y refugio, un lugar en donde pudiera entrenar y practicar. Había cientos de técnicas en el pergamino prohibido. Alguna segura lo llevaría devuelta a casa. Lo primero era averiguar cómo comunicarse con las personas de la zona. Se dirigió al vendedor de comida, perdido en sus propios pensamientos.

    ¿Qué se te ofrece muchacho? ─pregunto el vendedor.

    Sin entender nada, Naruto solo atino a señalar algo del cartel de la barbacoa móvil, parecía funcionar. El vendedor despacho la orden y Naruto entrego el extraño dinero, el hombre frunció el ceño, y luego le dio su cambio, una gran cantidad monedas y billetes, Naruto le dio las gracias con una sonrisa, el vendedor le dedico una mirada curiosa antes de volver a su negocio. Naruto salió a toda velocidad hacia el crepúsculo.

    Naruto continuo con su exploración de esta ciudad, caminando por la calle inmerso en sus pensamientos, se detuvo unos minutos frente al aparador de una tienda, se percató de unos televisores extremadamente delgados y casi tan grandes como él en exhibición, tenían televisores en su pueblo pero estos no tenían como compararse, mostraba clara sorpresa y exaltación, pero esas reacciones lo hacían destacar y a captar la atención sobre él innecesariamente, por lo que rápidamente se alejó de la ventana y se mezcló con el público que entro en la tienda.

    Un momento, sin susurros a mis espaldas, sin miradas de desprecio, sin insultos, claro, ¿por qué deberían haberlos?, esto no es Konoha.

    Una ligera sonrisa se dibujaba en la cara de Naruto mientras deambulaba por la tienda. Maravillado por todas las cosas que había dentro, miraba un montón de cajas envueltas en plástico con imágenes emocionantes en sus cubiertas, entonces una adolescente rubia de buena presencia se acercó a él, al parecer llevaba una etiqueta con unos extraños símbolos, a lo mejor era su nombre pensaba Naruto, pero él no podía descifrar lo que esos símbolos decían, ella le sonrió sin convicción mientras se dirigía a él.

    ─ Hola, ¿puedo ayudarte?, dijo la chica.

    ─[¿Eh?] ─preguntó Naruto, frunciendo el ceño.

    No había entendido ni una sola palabra de lo que le habían dicho, solo atino a negar con la cabeza y proseguir con su camino, esto solo lo motiva a aprender aquel idioma. La tienda tenía una salida diferente, que lo llevaría al interior de un gran centro comercial, curioso, decidió dar un vistazo en donde experimentaría vistas, olores y sonidos que en su recorrido lo dejaría extasiado, en su camino encontraría algo bastante familiar, reconoció lo que parece ser un cine como el que había en su aldea, así que compro un boleto para una película, pagando y escogiendo un género que parecía ser de acción.

    La película tenía una duración aproximada de una hora y media, había mucho dialogo y un montón de explosiones, entretenida, pero eso sí, las peleas eran un fiasco, el peor taijutsu que había visto, convencido que él podía hacerlo mejor, y eso que solo sabía lo básico, además después de todo iba a ser el mejor Hokage de la historia.

    Terminada la película, Naruto continuaba caminando por el centro casi por inercia.

    ¿Qué puedo hacer para volver?, no he visto ninjas, ni por asomo.

    Caminando a la deriva, llega a un lugar con muchos puestos de comida, en una amplia zona comercial, dio una mirada alrededor y pudo reconocer un signo de escritura familiar, el cual decía “Teriyaki”, corrió de inmediato, con dirección al puesto, había dos personas, un cocinero y una joven en la caja registradora.

    ─Hola ─saludó la joven─, ¿qué le sirvo?

    Naruto frunció el ceño, pensando en que tal vez les iba a entender, así que Naruto hizo un intento haber que pasaba y le pregunto.

    ─[¿Me puedes decir en dónde estoy?]

    La chica inmediatamente reconoció el idioma, responde─: Estas en el Centro Comercial.

    ─[Ya te entendí]─dijo naruto, brincando de felicidad.

    El cocinero y la joven compartieron una mirada de extrañeza, a lo que la joven pregunta─: [¿Si...?]

    ─[Mi nombre es Naruto] ─dijo alegremente─. [He estado deambulando por horas, y no podía entender lo que estas personas me decían, pero a ti si te puedo entender]

    ─[¿Es una broma, no? ] ─pregunto la niña algo incrédula, a lo que vuelve con la pregunta del inicio─, [¿vas a pedir algo?]

    Naruto frunció el ceño y abriendo la boca para responder, se oyó un grito, al otro lado del pasillo, Naruto diviso a un hombre joven corriendo, llevaba consigo un bolso de mujer y detrás de él, una anciana tratando de alcanzarlo, con toda esa gente alrededor mirando sin hacer nada, Naruto fue tras aquel ladrón, y dando alcance al sujeto y propinándole una patada en el aire directo al rostro, dejando al ladrón tirado en el suelo, Naruto recoge el bolso que se cayó después del impacto de la patada, llevándolo a la anciana, que parecía tranquilizarse, el hombre se reincorporo a duras penas y sacando un cuchillo.

    ─Haz cometido un grave error mocoso.

    El hombre atacó de manera salvaje, pero era torpe, Naruto lo evadía sin mucho esfuerzo, haciéndose a un lado, en el mismo instante crea un clon de sombra; Naruto dio un salto en lo que el clon barre las piernas del hombre haciéndole perder el equilibrio y re-matándolo con una patada en la cara, el tipo sale volando estrepitosamente al suelo, Naruto aterriza sobre él de manera triunfante, dejando al pobre tipo completamente inconsciente. Las personas que presenciaron el espectáculo parecían conmocionadas, el clon de Naruto le regreso su bolso a la señora, pero la reacción de aquella anciana lo toma por sorpresa, ella le da un bastonazo en la cabeza.

    ─¿Quién te pidió ayuda, mutante? ─dijo aquella anciana, mostrando todo su desprecio al pobre Naruto.

    ─Es mejor que te vayas de aquí chico ─dijo un hombre, en tono no tan hostil a comparación de la anciana, pero definitivamente lo estaba amenazando.

    El hombre tenía un tono de piel oscura, el cabello negro algo calvo, un poco pasado de peso, llevaba un uniforme azul noche, con una insignia en el pecho que brillaba mucho, y en las manos tenía un bastón, Naruto jamás había visto algo parecido antes, pero estaba dispuesto a apostar a que era un arma.

    ─[¡Pero le ayude, dattebayo!] ─dijo Naruto, mostrando su evidente confusión.

    ─Yo no te entiendo, pero será mejor que salgas de aquí ahora ─respondió en un tono más fuerte y amenazante, colocándose en posición como para atacar.

    ─[Esto es una mierda] ─declaro Naruto.

    Indignado levanto las manos y llevándoselo a la parte posterior de la cabeza, le hizo una mueca a aquella anciana, se dio vuelta y abrió paso entre aquella multitud furiosa, por el camino, se desliza y se levanta una cartera de forma desapercibida de un chico con camisa roja y algo fea, luego de sacar el dinero dejo la cartera en el suelo como a unos diez metros del lugar. Dejo el centro comercial con una rabieta, en dirección hacia el parque, ya era de noche cuando salió del centro, ya estaban encendido el alumbrado público, era tan brillante que no dejaba ver las estrellas, como se podía hacer cuando estaba en su casa.

    Naruto tendría que encontrar un lugar para quedarse, podía pasar la noche en el parque, pero eso solo era una solución temporal, y la verdad no tenía idea de cuánto tiempo iba a estar atrapado en este mundo, dirigiéndose al parque la calle empezó a ocuparse con otro tipo de gente. Aunque parece no ser todas malas noticias, había gente que hablaba su idioma, eso significa que podría aprender de ellos, y sus clones podrían ser de ayuda.

    ----------​

    Sarutobi regresó a su oficina, donde se encuentra a uno de sus estudiantes descansando en su escritorio. Jiraiya, el autoproclamado super-pervertido sonrió mientras Sarutobi acercó.

    Jiraiya era un hombre grande, tenía los ojos oscuros y el cabello largo y blanco, de punta recogido en una cola de caballo. Él era un ninja consumado, todos los alumnos de Sarutobi lo eran, pero Jiraiya no llevaba el protector estándar en la frente. En cambio, llevaba algo parecido, una placa de metal con cuernos, con la palabra "aceite" tallado en ella. Estaba vestido con ropa pasada de moda, de color rojo brillante y verde, y llevaba un gran pergamino colgado en la espalda. Sarutobi sólo podía suponer lo que contenía.

    Sarutobi suprimió un suspiro de irritación. Jiraiya había encontrado ese maldito libro en su escritorio, Sarutobi ya podía decir por esa sonrisa pícara, pero no estaba de humor para comentarios picantes del bonachón de Jiraiya.

    Sarutobi escanea su entorno. El ANBU estaba todavía en busca de Naruto, aunque el ninja anciano sabía que no lo iban a encontrar.

    ─Necesito que hagas algo por mí ─dijo Sarutobi, la seriedad era evidente en su tono de voz.

    ─¿Qué, no le das un saludo a tu hijo prodigo? ─preguntó Jiraiya, fingiendo dolor. La mirada Sarutobi le disparó fue suficiente para matar a su estado de ánimo alegre.

    ─¿Qué es?

    ─Ya no soy El Hokage ─dijo Sarutobi.

    ─¿Qué? ─preguntó Jiraiya, aturdido por la noticia.

    ─Este último incidente con... Naruto fue la última gota que rebalsó el vaso.

    ─¿Que ha hecho esta vez? ─preguntó Jiraiya en voz alta─, no puede ser tan malo, ¿verdad?

    ─Se robó el pergamino prohibido del segundo ─contestó Hiruzen. Jiraiya hizo una cara de sorpresa─. Cuando el Señor Feudal se enteró, llamó a una reunión de emergencia al Consejo.

    ─No pueden hacer eso ─dijo irritado Jiraiya.

    ─Está bien ─dijo Sarutobi─. He nominado Tsunade como mi sucesora, esto no le hará gracia a Danzo, pero él no es adecuado para el puesto.

    ─Pero ¿en dónde estará, sensei? ─preguntó Jiraiya.

    La sonrisa Sarutobi que le dio fue depredadora, Jiraiya tragó saliva nerviosamente.

    ─Ahí es donde entras tú...

    ----------​

    Una niña bajita de cara redonda, ojos azules, cabello negro atado en dos coletas, una camiseta naranja con un símbolo de una espira roja estampada en la espalda, short corto y negro, medias largas negras ya zapatillas negras, reía mientras la policía del metro la perseguía, llevaban toda la mañana en ello, esta persona era Naruto usando una transformación. Lo habían encontrado saqueando los bolsillos de las personas de nuevo, algo en lo que sin duda era muy bueno, al inicio era bastante complicado escapar, pero la práctica hace al maestro, además que era mejor mantener el anonimato, después de todo podían reconocerlo fuera del metro.

    Naruto reconoció desde un principio que el metro era el mejor lugar para un carterista, debido a las características del terreno a hora punta, la gente se estaba apretada y empujándose unos a otros, lo que facilitaba el “tropezarse” con alguien de manera “accidental”, crear una pequeña distracción y arrebatarle la cartera, entre sus víctimas, el seleccionaba a aquellos que parecían poder darse el lujo de perder unos cuantos dólares sin que les afecte mucho, solo tomaba lo necesario.

    Naruto se lanzó en las aglomeraciones más grandes de pasajeros, deslizándose entre ellos con facilidad mientras los policías del metro tenían que empujar para hacerse un camino y pasar a través de los pasajeros, y definitivamente no les ayudaba el estar fuera de forma.

    Estos sujetos de no son buenos en su trabajo.

    Después de llegar y deslizarse por la salida del metro a la calle, Naruto volteo y miro al policía del metro, mientras se mataba de risa.

    ─¡Vuelve aquí mocosa! ─dijo uno de los policías, mientras trataba de recuperar el aliento después de la persecución, en la parte inferior de las escaleras.

    Naruto yacía unas cinco cuadras más adelante entre el público, no había manera de que aún lo siguieran. Se metió en un callejón. Miro a los alrededores, asegurándose de que nadie lo observara, luego deshizo su transformación, al parecer la gente de aquí nunca había visto a un ninja y mucho menos un justo, algo que cualquier genin podía hacer, y las personas salieron corriendo asustados o se enojaban con él, solo vasto con mostrar sus habilidades una vez para que las personas lo llamaran monstruo, mutante, lo miraban igual a como las lo solían mirar en la aldea, Naruto ni siquiera sabía lo que era un mutante en primer lugar, pero al parecer les infundía mucho temor. Era algo en lo que pensaba mientras caminaba.

    Ya habían pasado dos meses desde que había terminado en ese lugar, consiguió refugio en una fábrica abandonada, se había hecho con un televisor, un reproductor, varios videos y libros sobre el idioma, y algunas cosas básicas sobre su entorno, con ayuda de sus clones, pudo aprender el idioma en tiempo récord, aunque los dolores de cabeza eran la consecuencia, sus clones si que eran de ayuda.

    ─¡Bien, tengo que seguir con mi entrenamiento ninja y regresar a la aldea, dattebayo! ─dijo Naruto, pensaba en voz alta.

    ─Ese es un buen truco ─se escuchó la voz de una mujer.

    Naruto sorprendido giro la cabeza, acaso no estaba solo en el callejón, podría jurar que sí. Era una joven delgada, algo más alta que él, vestía un ropa ceñida que parecía de cuero negro, cubría todo su cuerpo a excepción del rostro, con lo que parecía una x en la parte de los hombros, estaba pálida, no parece que haya visto el sol en un tiempo, su cabello era castaño oscuro pero con un raro mechón blanco al frente, sus ojos eran color café claro, probablemente no era mucho mayor que él.

    ─¿Quién eres?”, pregunta Naruto extrañado.

    ─Lo siento ─dijo la joven en voz baja y con tono triste.

    A continuación, se quitó los guantes y mordiéndose el labio inferior y mirando a otro lado, se acercó a Naruto con la intención de tocar su rostro.

    Algo anda mal.

    Naruto sintió un escalofrió recorrer por todo su cuerpo, parecía que era una mala idea dejarse tocar de manera tan sospechosa, dando un paso atrás, choca con lo que parecía ser una pared, al voltearse, dicho y hecho, una pared de puro músculos, no podía creer lo grande que era ese sujeto, llevaba un conjunto similar al de la joven, pero sin mangas y con un casco rojo oscuro que parecía una cúpula, con un visor rojo.

    ─Wow, sí que eres grande ─dijo Naruto, con tono de sorpresa.

    El hombre se abalanzo sobre él, pero Naruto apenas pudo escabullirse entre sus piernas, tomando impulso, salto y conecta un puñetazo en la espalda de aquel gigante, pero pareciera que le hubiera pegado a una roca, Naruto se estrujaba la mano para tratar distraerse del dolor, aquel hombre rio sombríamente.

    Naruto vio un destello de luz seguido de un rastro de humo negro, atino a hacerse a un lado, de aquel lugar se escuchó.

    ─Vamos a acabar con esto ─dijo un hombre.

    Parecía ser joven, todo azul, con cabello negro, unos ojos amarillos, tenía tres dedos en las manos y tres en los pies, al igual que la joven llevaba un uniforme del mismo estilo.

    Naruto tomo distancia de aquel variopinto grupo, y así darse un tiempo en evaluar la situación, reunió su chakra y formo los sellos distintivos con la mano para ejecutar su técnica.

    ─¡Jutsu clones de sombra!

    De repente aparecieron una docena de clones detrás de una nube de humo blanco, nueve de ellos se precipitaron contra el sujeto corpulento, saltaron a la parte superior para neutralizarlo, golpeándolo con todo lo que tenían, Naruto mandó a dos clones por la joven y él con otro clon por el hombre azul.

    El hombre azul se tele-transporto fuera del camino, el clon de Naruto golpeo la pared que estaba detrás del hombre azul, y disipándose en el acto, mientras aquel sujeto enorme se deshacía de los otros clones de Naruto con relativa facilidad, y por último aquella joven se las arregló para disipar a los clones que habían ido por ella.

    Naruto tuvo que esquivar un ataque repentino del hombre de azul, tratando de contraatacar de inmediato, pero dándole al aire al ver que aquel sujeto se había tele-transportado nuevamente, Naruto da un salto en la dirección en la que se encontraba, pero es interceptado por el gigante, quien lo había agarrado del tobillo, Naruto condujo su talón en el pecho de aquel hombre para obligarlo a soltar su tobillo, pero a aquel sujeto no parecía afectarle en lo más mínimo.

    ─Como ya te he dicho, no es idea nuestra ─dijo la joven avanzando hacia Naruto.

    Toco al hombre azul que yacía a su lado, haciendo que el tipo perdiera el conocimiento, tanto para sorpresa de Naruto y el grandulón, aunque solo fueran fracciones de segundo, Naruto se percató que había aflojado la mano que sostenía su tobillo zafándose en el instante, dedujo que si podía hacer chocar a aquella joven con este tipo, tal vez este también se desmallaría, dio un salto hacia atrás para tomar distancia del grandulón, procedió a preparase y lanzarse al ataque contra la joven, pero ella se tele-transporto como lo hacía el hombre azul, solo basto un segundo para que Naruto se percatara de que ella estaba detrás de él y con la palma de la mano en la mejilla, sintió como todas sus fuerzas se desvanecían, perdía estabilidad hasta que cayó al suelo.

    ─Lo tenemos señor ─dijo la joven.

    Naruto perdía la conciencia, ignorando con quien estaba hablando la joven, no podía mantener los ojos abiertos y después de un par de segundos quedo fuera de combate.

    CAPITULO 03 : WEAPON X

    Naruto fue despertado bruscamente con agua saliendo a presión de una manguera. Él parpadeó con ojos legañosos, mirando alrededor, había un hombre de pie junto a él sosteniendo la manguera, era calvo y tenía una barba a medio crecer, las tres cicatrices que corrían por el lado derecho de su le daba un aura oscura, aunque eso era lo de menos, pero la mirada en su rostro si que le disgustaba.

    ─Levántate, monstruo ─ordenó aquel hombre calvo. Naruto solo atino a sentarse cruzando las piernas, mirando al hombre que yacía frente a él.

    ¿Dónde rayos estoy, este lugar no es mí refugio?

    ─Levántate ─exigió el hombre calvo de forma airada.

    Al ver la desobediencia de Naruto, le dio una fuerte patada en el estómago, tomando a Naruto con la guardia baja. Naruto casi vomita por lo fuerte del impacto, trató de patearlo de nuevo, pero Naruto lo cogió del pie, haciéndolo caer y estando a punto de torcerle el tobillo, sintió que algo le dio un tirón del cuello, era otro hombre, uno alto y rubio que parecía más un animal, tenía los dientes afilados, unas uñas parecían garras bañadas en plata, no se había afeitado bien, lo que le daba un aspecto más salvaje, y eso sin contar el collar de orejas humanas que portaba.

    Naruto se movía y giraba para escapar de las garras de esa bestia, pero sus intentos no daban fruto alguno.

    ─Éste está dando una buena pelea ─dijo aquel hombre salvaje, mientras soltaba una risa.

    Golpeo a Naruto en el hombro sin medir su fuerza y luego lo deja caer al piso, Naruto se incorporó rápidamente cogiéndose el hombro por el dolor del golpe y tomo una buena distancia de aquellos sujetos. Con más calma analizo a más detalle la estructura que lo rodeaba, era como un calabozo, algo pequeño con baldosas blancas, había dos literas a su derecha, distribuidas una enzima de otra como un camarote, un inodoro y un lavado a su izquierda, había más soldados armados fuera de la sala con lo que parecían armas de fuego apuntándole, de pie y en alerta.

    ─Si estás pensando en escapar, no te molestes ─dijo el hombre calvo─. Soy el Coronel John Wraith, el actual dueño de tu trasero.

    Naruto estaba en completo silencio. Si ese tipo pensaba que podía hacerle eso y quedar sin castigo, estaba muy equivocado, sin embargo, sería difícil con todos esos guardias apuntándole, pero no imposible. Un jutsu de sustitución para desconcertar a los guardias e inmovilizarlos, un jutsu de transformación y tomar el lugar de uno, solo tenía que trabajar en una distracción, que durara lo suficiente para para poder escabullirse entre ellos.

    ─Parece ser que aun piensas en escapar ─dijo Wraith.

    Del bolsillo de su pantalón, había sacado un control remoto apunto a naruto y apretó un botón, Naruto sintió como si su cabeza fuera a estallar, se desplomo gritando y apretando los dientes, nunca había experimentado un dolor como ese, después de unos segundos ceso el dolor en su cabeza, esos segundos fueron una eternidad para Naruto.

    ─Hay un implante en la parte posterior de tu cabeza, si presiono este botón, tu cerebro terminara tan revuelto que lo terminaras vomitando, entiendes monstruo ─dijo Wraith, sin retirar el dedo del botón.

    Naruto se reincorporo rápidamente, volcando su atención en el control remoto de Wraith.

    ─Bueno, creo que ya nos estamos entendiendo ─dijo de manera burlona, y dando una orden firme─: Llévenselo.

    Wraith se dirigió fuera de la celda, Naruto lo miro fijamente hasta que el sujeto de aspecto salvaje lo empujo con fuerza fuera de la estancia mientras se reía, dos guardias lo cogen de los hombros obligándolo a caminar por un pasadizo hasta que llegaron a lo que parecía una entrada.

    ─Pasa por ese laberinto y llega hasta el final ─dijo Wraith.

    Las puertas se abrieron y los soldados lanzaron a Naruto sin contemplaciones, la puerta se cerró, se veía muy sólida tal vez ni concentrando todo su chakra en su puño pudriera hacerle algo, aunque lo intento de todos modos. Se quedó en el pasillo, había cámaras por doquier.

    De seguro esos bastardos están observando. ¿Qué quieren?, que valla por el pasillo, ¿qué creen que soy?, su maldita rata

    Sin mucha opción, Naruto continúa caminado por el pasillo, de repente, gracias a su oportuna reacción, dio un salto hacia adelante, pues una especie de lanza salió disparada de en dirección de él por el flanco derecho, otra lanza salió por el flanco izquierdo, Naruto tuvo que agacharse y rodar mientras avanzaba solo para detenerse y permanecer completamente inmóvil.

    ─¡No dejes de moverte monstruo! ─se escuchó la voz iracunda de Wraith.

    Naruto se volvió mirando hacia atrás─. ¡¿Por qué debería de hacerlo?! ─pregunto Naruto, profundamente molesto por toda la situación en la que lo habían metido, no iba a moverse ni un centímetro más.

    A tal reacción, unas armas se asomaron por las paredes y dispararon contra Naruto, obligándolo a avanzar por aquel camino, sin más opción, y pasando otro de los puntos de control, al fin se le ocurre una idea que podría ser de utilidad en este predicamento.

    ─Jutsu clones de sombra

    Creo tres copias de él, a las cuales envía en tres direcciones diferentes. Los dos primeros clones se disiparon, por lo tanto, era mala idea seguir por ahí, siguió al tercero hasta que este se disipo, entonces repitió el mismo proceso, aprendiendo cada vez mas de sus clones, no era fácil, ya en varias ocasiones estuvo a punto de morir, sino fueran por sus reflejos.

    Casi tres horas después de empezar la prueba, había llegado a la meta evidenciando su extremo agotamiento, Wraith ya lo esperaba ahí, acompañado de media docena de soldados.

    ─Hazlo de nuevo ─ordeno Wraith, mostrando una sonrisa sádica.

    ─¿Es una broma? ─exclamó Naruto─. ¡Qué sentido tiene hacer todo esto!

    Wraith sonrió y Naruto intuyo que la respuesta no iba a ser de su agrado─. Es divertido.

    ─Pues que te jodan ─dijo Naruto, cruzando los brazos─. No pienso hacerlo de nuevo.

    Wraith sacó el mando a distancia. Naruto lo miró con recelo, pero se negó a dar marcha atrás en su decisión. Wraith pulso el botón provocando que Naruto gritara y se retorciera de dolor en el suelo, lo que agrava el hombro herido, después de unos minutos que parecieron horas, Naruto finalmente se desmayó. Los soldados arrastraron su cuerpo inconsciente más allá de una serie de celdas y lo arrojaron de vuelta a la suya.

    ─Bienvenido a WEAPON X, monstruo ─dijo uno de los soldados.

    Naruto había fingido inconciencia en todo el camino, esperó a que se fueran antes de abrir los ojos y miró a su alrededor, examino el uniforme que le habían tirado, tenía una X estilizada, impresa de color amarillo en el hombro. Tomando el traje de una sola pieza manteniéndolo levantado hacia arriba. Hizo una mueca de dolor, pues el movimiento, le recordaba la lesión en su hombro. Se desprendió de su camiseta manchada de sangre para echar un vistazo, ya empezaba el proceso de curación de su cuerpo, pero pasaría un tiempo antes de la lesión se hubiera sanado por completo.

    ¿Esperan que me ponga esto...? Hmm, estaré atrapado aquí, por lo menos hasta que se me ocurra un buen plan.

    ─Lo siento, chico ─dijo Rogue.

    Naruto levantó la vista, la chica que lo había derribado estaba en la celda de enfrente, acompañada por aquel gigante con el casco raro.

    Naruto, mátala... Mátalos a todos ─escuchó Naruto, miró alrededor. ¿Había alguien más aquí?, ¿dónde estaba ese otro chico, el azulito? Pensaba Naruto mientras negaba con la cabeza.

    Estaba solo en su celda. Había una barrera casi transparente que lo mantenía en el interior, acerco la mano a dicha barrera y sintió una sensación de hormigueo.

    Mi mente me está jugando una mala pasada, todo por culpa de esos desgraciados.

    ─Di algo, ¿quieres? ─ preguntó Rogue, mostrando arrepentimiento─, chico.

    Naruto la miró por un largo momento, la que sentía rabia iba creciendo desde su interior, solo fue un instante, sus miradas se cruzan, la muchacha se paralizo de miedo al ver los ojos de Naruto, brillaban en un tono carmesí y un instinto asesino que no había visto en nadie más, era como estar ante la presencia de un depredador, tanto fue impresión que desvió la vista a un lado, un ligero estremecimiento recorrió su cuerpo, tomando aire, después de unos segundos dio nuevamente otra mirada, encontrándose con los ojos de Naruto, tan azules como el cielo mismo, pero con resentimiento en ellos.

    Lo abre imaginado, Rogue, mantén la calma.

    ─Olvídate de él, Rogue ─dijo el hombre de gran tamaño.

    Naruto se quitó la camisa con cuidado, tenía que mantener su hombro a la intemperie para que pudiera curarse mejor, miró su camisa, estaba toda rota y además manchada de sangre que probablemente nunca iba a salir, miró al uniforme que le habían lanzado, parecía que no tenía otra opción por el momento. Se acostó en la litera, y mirando hacia el techo, empezó a concebir un plan para poder escapar de allí, sólo necesitaba algo de tiempo.

    Naruto al parecer ya se encontraba bien la mañana siguiente, probó su hombro de todos modos, no había ni siquiera una cicatriz. Se había levantado bastante temprano, era el mejor momento para poner su plan en acción.

    De mala gana, se puso aquel horrible uniforme negro. Mirando a la cámara de seguridad, frunció el ceño, si lo observaran hacer esto, no funcionaría.

    Naruto crea seis clones de sombra, era el máximo número que podía hacer en esa celda, los disipo tan rápido como los había creado generando una nube de humo que usaría como cobertura, transformándose en una sábana de su cama, habiendo escondido la verdadera debajo de su almohada. Luego solo era cosa de esperar.

    Los soldados que los alimentaban por la mañana llegaron al cabo de un rato, no se dieron cuenta al principio, pues estaban entretenidos alimentando a los otros presos, Rogue, el tipo grande y Nightcrawler. Uno de los soldados distribuía la comida en las celdas, mientras que los otros tres mantenían a los prisioneros a raya, continuo con su tarea al legar a la celda de Naruto.

    ─¿Dónde diablos está el pequeño hijo de @/&%$#!%? ─preguntó uno de ellos exasperado.

    El sonido de la charola con los cubiertos de plástico y la comida de sabor insípido, llamando la atención de Rogue, que se volteó a ver lo que pasaba.

    ─Quick. Ábrelo ─dijo el más alto de ellos.

    De inmediato abrieron la puerta, Naruto esperó el momento en el que ellos estuvieran dentro por completo, escucho los pasos que se acercaban, Naruto saltó a la acción, pateó con fuerza en la rodilla al primer soldado, el que había llevado la comida, rematándolo con un contundente golpe por la parte posterior de la cabeza, dejando al sujeto fuera de juego, antes de que cualquiera de ellos pudiera reaccionar, acortó la distancia que había entre él y los demás soldados, que empezaron a levantar sus fusiles. Penetro en la defensa de un soldado, empujando su arma hacia arriba y sacándolo del camino y estrellando su codo en el pecho del hombre tan fuerte como pudo, luego lo remató con una patada en la cabeza, Naruto tuvo que sustituirse a sí mismo con una almohada para evitar ser acribillado en una lluvia de balas, lo que le permitió lanzarse encima de los otros dos soldados antes de que pudieran siquiera darse cuenta, dejándolos en un instante fuera de combate, todo el plan solo le había tomado treinta segundos en ejecutarlo. Rogue quedo con los ojos y la boca abierta al ver aquel chico que habían capturado tan fácilmente, vencer a esos soldados, su compañero solo esbozo una risa burlona por todo el espectáculo presenciado.

    Naruto arrebato a un soldado su identificación y su fusil, disparo a cada uno en las rodillas, arrojando el arma, se dirigió por el pasillo, transformándose ellos. Había un par de puertas metálicas gruesas entre él y el mundo exterior, por suerte vio como usaban unas tarjetas para abrir estas puertas, a mitad del camino, oyó que una alarma se había activado, una docena de soldados fuertemente armados irrumpieron en el pasadizo, en dirección de donde había venido, ninguno de ellos le prestó la más mínima atención.

    Naruto ya se encontraba en el exterior antes de que los soldados se percataran de que al agente que había sustituido se encontraba tirado y gimiendo de dolor. Era un clima helado, estaba en un área montañosa y boscosa. Los helicópteros estaban en el aire en tiempo récord y por doquier, con brillantes faros buscando por todas partes, creó un clon de sombra que usaría como señuelo, lo envió corriendo, luego se transformó en un conejo, con la esperanza de mezclarse con la naturaleza. Parecía una eternidad, él observaba desde su escondite entre los arbustos como motos de nieve iban zumbando por toda el área, se dio cuenta de que alguien se había unido a la búsqueda, era ese gran hombre rubio previamente en compañía de Wraith. Él estaba olfateando el aire, tratando de encontrar un suspicaz aroma que lo delatara. Si su olfato era la mitad de bueno que el de Kiba, entonces estaba en problemas, pensaba Naruto mientras miraba a aquel hombre.

    ─Vamos ─dijo el hombre─. Voy esto será rápido ─hablo como si se estuviera divirtiendo.

    Naruto pensó que tal vez solo estaba alardeando, cabía la posibilidad de que no supiera en donde se estaba ocultando. En solo un instante el hombre miró en la dirección a Naruto y sonrió; sus dientes brillaron ferozmente a la luz del amanecer, dio un paso adelante. Era ahora o nunca, Naruto disipa la transformación y saltó sobre el hombre rubio, aquel sujeto rugió como si de un animal salvaje se tratara con la intención de destripar Naruto con sus garras, Naruto giró en el aire, esquivándolo y consiguiendo conectar una patada a la cabeza de aquel sujeto, haciéndole perder el equilibrio y aturdiéndolo por un momento, antes de volver a reiniciar su ataque contra Naruto.

    Naruto formó una docena de clones. Los seis primeros fueron disipados por las garras de aquel hombre. El siguiente esquivo el ataque, procediendo a barrer sus piernas, Naruto dio un gran salto, mientras dos de sus clones atacaron desde los lados, golpeando al hombre tan duro como pudieron sin darle opción a reaccionar y dejándolo a merced de otros dos clones que lo patearon en el pecho, dando oportunidad a Naruto de estrella su talón contra su rostro y hacerlo chocar contra el duro suelo helado.

    ─¡Maldita sea! ¿De que está hecho tu cráneo? ─grito Naruto, sobándose el talón por un momento.

    El hombre se puso de pie, para sorpresa e incredulidad de Naruto. La última ronda de golpes debería haberlo puesto en coma, tenía que ser uno de esos mutantes de los que tanto se hablaba, como esa chica Rogue y sus amigos.

    Naruto maldijo su suerte y se preparó para una segunda ronda, pero oyó el sonido característico de las armas, estaba rodeado.

    Naruto... tú puedes matarlos a todos...

    Naruto miró alrededor, escuchaba esa voz de nuevo, acaso estaba perdiendo la cordura, solo negó con la cabeza y levantó las manos, tres dardos golpearon su pecho, él solo cayó al suelo inconsciente.

    ----------​

    Dos días después del intento de escape, en el laboratorio del Dr. Cornelius, Wraith se quedaba estupefacto ante lo dio por el científico frente suyo.

    ─Él es humano ─dijo el Doctor Cornelius, mientras estaba consumido por la imagen mostrada en la pantalla, una construcción tridimensional de doble hélice, el ADN del niño.

    ─¿Qué? ─preguntó Wraith, sorprendido por los resultados─. Eso es imposible. Las cosas que puede hacer..., ¿cómo explicas eso?

    Dr. Cornelius asintió con la cabeza, como si estuviera de acuerdo. Las habilidades básicas del chico pasaban la línea de lo humanamente posible. Él podía moverse muy rápido, sus reflejos estaban muy por encima de un soldado bien entrenado, y si la situación lo requería, era capaz de incrementar su fuerza, la copia del informe que robo de Nick Fury, ni siquiera se acercaba a la verdad, su capacidad regenerativa era acelerada, la primera herida que se le habían infringido debería haberlo sacado de acción durante un par de semanas como mínimo, pero estaba en pie al día siguiente, no se recupera tan rápido como Wolverine o Sabertooth, pero para alguien que no contaba con el gen mutante, era algo impresionante.

    Y luego estaban sus otras habilidades. Podía transformarse en objetos o personas, haciendo uso de esta habilidad en su primer intento de fuga, generando caos y confusión, incluso pudiendo rebasar el perímetro de las instalaciones, antes de que fuera capturado, siendo el primero en lograrlo.

    Se podría sustituir a sí mismo por objetos o personas que tuviera alrededor. Esta capacidad se comportaba como una forma rustica de tele transportación, aunque ya estaban preparados para esta posibilidad, pues en la captura de Nightcrawler, la había utilizado para escapar, tuvieron que usar a Rogue para incapacitarlo, probablemente habría escapado si hubiera sabido de antemano sobre la capacidad de Rogue para absorber los poderes de otros mutantes.

    La capacidad del muchacho para crear copias de sí mismo era particularmente impresionante, y no por el hecho que poder copiarse, sino en el hecho de que, al ser destruido algún clon, el conocimiento que este había adquirido pasaba al cuerpo original, según las investigaciones llevadas por el Doctor Cornelius, esta capacidad sobre las otras era la que más captaba su interés, pues veía en ella mucho potencial.

    Pero los análisis finales del muchacho arrojaban siempre los mismos resultados, el no debería ser capaz de hacer lo que hacía. El Doctor Cornelius no podía explicarlo.

    ─He estudiado su ADN ampliamente. No hay rastro del gen mutante, ni siquiera de alguna anomalía que me llame la atención.

    Wraith miró en el monitor los informes sobre el progreso del muchacho, su tiempo sin duda iba mejorando constantemente en las pruebas que se le asignaba, llegando a completar el circuito en veinte minutos, sin lesionarse.

    ─¿Cómo se explica esto? ─dijo Wraith, exigiendo una explicación.

    ─No puedo ─contestó el Dr. Cornelius, encogiéndose de hombros. Volvió su atención hacia el modelo de la doble hélice del ADN del niño─. Este chico, ¿le llaman Ninja?, ¿no?, tiene potencial...

    CAPITULO 04 : UN SENTIMIENTO DESAGRADABLE

    Naruto había sido un prisionero en WEAPON X por casi dos meses, en los cuales se vio obligado pasar por el laberinto de entrenamiento, mejorando con cada recorrido, descubrió que si concentraba chakra en sus pies, no sólo se movía más rápido, sino que podía en algunas ocasiones adherirse a la pared por breves segundos, lo que le había salvado la vida en varias ocasiones permitiéndole esquivar las trampas en el último segundo, por suerte sus captores no se habían percatado de esta habilidad, dándole a Naruto una carta bajo la manga para su siguiente intento de huida.

    En momentos de estrés y desgaste extremo, sentía una fuerza extraña a él brotar de su interior, en muchas ocasiones en las que ya no daba para más, sus reservas de chakra se reabastecían súbitamente, lo que le permitía sobrevivir al duro e inhumano entrenamiento al que era sometido, este chakra era muy distinto al que usa frecuentemente, era tan denso, tan extraño.

    ─Cuando salga de aquí ─dijo Naruto, sonriendo pícaramente─. Nunca se olvidarán de mí, Uzumaki Naruto.

    ─Despierta, Ninja ─dijo un soldado.

    Naruto abrió los ojos, aunque en ese momento no se encontraba durmiendo, es más, casi no dormía y cuando lo hacía, soñaba unos demoniacos ojos carmesí. Wraith estaba de pie fuera de su celda, por supuesto no estaba solo, si por alguna razón se le ocurriera ir solo, estaría muerto antes de que pudiera llegar a una distancia segura.

    ─Es hora de ganarte el sustento ─dijo Wraith, su cara mostraba una sonrisa desagradable.

    La barrera se redujo. Naruto se detuvo un momento─. ¿Qué está pasando?

    ─Vamos a una campaña de reclutamiento.

    ─¿Eh?

    Los soldados que acompañaban a Wraith entraron en la celda de Naruto con cautela, los últimos tres intentos de fuga habían demostrado a todos que Naruto podía llegar a ser muy violento si él se lo proponía, no era algo natural en él, pero había luchado tan duro como pudo, y no podía escapar de ese lugar, eso lo frustraba mucho.

    Tranquilo, no hay prisa, sin un buen plan de nada serviría.

    Los soldados lo empujaron fuera de su celda, en el pasillo ya se encontraban Rogue, Juggernaut y Nightcrawler, con el tiempo que llevo ahí, pudo averiguar cómo los llamaban. Fueron escoltados fuera de las instalaciones, un helicóptero los estaba esperando, soldados fuertemente armados abordaban otros helicópteros, daba la impresión de que estaban partiendo a una guerra.

    ─Ya va a empezar la fiesta ─dijo Sabertooth, sonriendo mientras subía a su helicóptero; Rogue, Nightcrawler, Juggernaut lo siguieron, Naruto dudó un momento.

    ─¿A dónde vamos?

    ─A New York ─ respondió Wraith, mostrando una sonrisa desagradable─. Entra.

    Naruto frunció el ceño, y de mala gana siguió la orden, el ambiente en helicóptero era de lo más frío; Rogue solo tenía la vista abajo, Nightcrawler balbuceaba algo, pero no llegaba a entenderlo y Juggernaut, pues si que se veía ridículo con ese casco, sin duda iba a ser un viaje largo e incómodo.

    Ya era de noche cuando llegaron a su destino, era un terreno boscoso, se distinguían formas sombrías y borrosas en contraste con el paisaje gris tenue, los soldados bajaban por medio de una soga hasta suelo firme en donde se agrupaban, era el penúltimo en bajar, Wraith lo detuvo antes de que pudiera seguir adelante.

    ─Si estás pensando en usar esto como una oportunidad, para otro de tus intentos de fuga ─advirtió Wraith, sonriendo sádicamente, sacó el mando a distancia─. No te molestes en intentarlo.

    Naruto miró al hombre por un momento, se volvió y saltó del helicóptero, aterrizando en un árbol que tenía cerca, dio un segundo salto ubicándose al lado de Juggernaut.

    ─Que buen aterrizaje ─dijo Juggernaut.

    ─Cállate, cara de cúpula.

    Naruto cruzó los brazos sobre el pecho y miró hacia otro lado. Se dio la orden de avanzar hacia su objetivo final. Naruto cabizbajo se limitó a seguirlos.

    ¿Una mansión?, no se supone que era una escuela.

    Definitivamente no era lo que Naruto tenía en mente cuando describieron su objetivo durante el informe de la misión en el vuelo.

    Los soldados al borde de la línea de los árboles en donde acababa el bosque estaban nerviosos, Naruto podía saberlo tan solo con ver su lenguaje corporal.

    ─Equipo A, ubiquen a los psíquicos, y cuando de la señal, sométanlos. Equipo B encárguense de la cocina, inmediatamente después entras en acción Juggernaut. Y por último ustedes monstruos, encárguense del resto.

    El equipo A conformado por dos soldados con fusiles de mira láser, se posicionaron y a través de unas ventanas ubicaron a sus objetivos. El equipo B conformado por tres soldados, apuntaron con un bazuca a la cocina.

    ─¡Fuego! ─ordenó Wraith.

    Los tiradores abrieron fuego primero, dispararon dardos tranquilizantes golpeando a sus objetivos dejándolos fuera del juego, en seguida, se disparó la bazuca contra la pared de la cocina.

    ─¡Háganse a un lado y contengan la respiración caballeros! ─dijo Wraith. Naruto suspiro ante la advertencia a los soldados─. Es hora de liberar el Juggernaut.

    Naruto miró a Juggernaut iniciar su marcha en dirección a la mansión mientras el equipo B se mantenía lanzando explosivos.

    ─Ponte en posición, Ninja ─dijo Wraith─. Estás en el equipo de limpieza.

    Naruto pensó por un momento, pero la mirada en la cara de Wraith era suficiente para desalentar todo acto de rebeldía.

    Si ataco a estas personas, no seré mejor que Rogue, Juggernaut y Nightcrawler, pero tampoco quiero que le explote la cabeza.

    ─Cuatro abajo, y cuatro por bajar ─informó Juggernaut por la radio─. Son todos tuyos, Ninja.

    ─¡Fuera! ─gritó Wraith.

    Naruto dudó por un momento más, y luego saltó de la cobertura ofrecida por la línea de árboles corriendo hacia la mansión, sacando ventaja a los soldados. Fue el primero en entrar a través de una ventana del primer piso, era una sala de estar, dos personas sorprendidas por la intrusión de Naruto, tomaron su distancia, una mujer alta, delgada, de piel morena con el pelo largo y plateado, con un top malva y una falda negra, el hombre que estaba a su lado era mucho más grande que ella, de hombros anchos, tenía el pelo largo, oscuro, iba vestido con una camisa holgada y pantalones vaqueros.

    ─¿Qué? ─dijo la mujer.

    ─¿Quién eres? ─pregunto el hombre, exaltado.

    Naruto se lanzó hacia adelante, creando una docena de clones de sombra. Golpeó primero al hombre en el pecho con una patada giratoria, sacándolo de balance, y con media docena de puños en el pecho, enviándolo contra la pared.

    ─¡Henry! ─gritó la mujer.

    Tres clones corrieron hacia ella, un clon fue disipado por un rayo en el pecho, los otros dos se acomodaron y tomaron posiciones de ataque, uno de ellos barrio las piernas por debajo de la mujer, mientras el otro clon aterrizó con una patada contra su estómago, haciéndola estrellarse contra el suelo dejándola inconsciente.

    ─¡Aléjate de ella! ─gritó Henry.

    Saltando hacia Naruto, se las arregló para disipar algunos de los clones, Naruto aprovecharía esta situación y lanzaría una lampara contra la cabeza de su oponente con gran precisión, disminuyendo significativamente los movimientos de Henry, Naruto atacaría con otra oleada de clones dejando al hombre fuera de combate.

    ─Perdón ─murmuró Naruto, sintiéndose sucio.

    Dejando a sus clones a cargo de la vigilancia de esos dos, Naruto se adentró más en la mansión. Lo que necesitaba era a alguien con el que podría sustituirse.

    Estos X-Men deben que tener un montón de amigos, ¿no?, se supone que son famosos, de acuerdo con lo que le contaba Juggernaut. Ahora, solo debo encontrar a uno y convencerlo para que se esconda…, rayos, me congelo.

    Miró al alrededor, había un chico que bajaba las escaleras hacia y estaba cubierto de hielo y vestía un traje spandex negro con una x en el cinturón.

    ─Los hicieron vestir un uniforme ajustado a la piel también, ¿eh? ─preguntó Naruto, mostrando su incomodidad─. ¿No odias la forma en que se te pega en el cuerpo?

    ─¿Quién eres tú? ─exigió el chico airadamente─. ¿Qué has hecho con mis amigos?

    ─Yo no quiero hacer esto ─dijo Naruto, tratando d explicar la situación─. Odio hacer esta situación tanto como cualquier otro, bueno creo que a Sabertooth, si le gusta, pero ese tipo es un psicópata.

    ─Déjanos en paz ─dijo el chico de hielo─. Lárgate de aquí o…

    ─¿Qué harás? ─pregunto Naruto extrañado.

    El chico atacó a Naruto con un duro golpe, tirándolo al suelo y enviándole una ráfaga de dagas de hielo.

    ─Jutsu de sustitución.

    ─¡Eso es…! ─dijo el chico, que se quedó sorprendido al ver que le había dado a una silla.

    Nunca pensé que esta técnica sería tan práctica hasta que esos payasos me secuestraron.

    Estos chicos eran muy leales el uno al otro, de ninguna manera iban a ocultarse y guardar un perfil bajo, mientras él lo sustituía en la captura, no cuando tal vez podrían luchar y ganar aquí y ahora, Naruto tendría que encontrar otra manera. En este momento, tenía que preocuparse por el chico que estaba tratando de congelarle el culo. Naruto sonrió maliciosamente mientras crea alrededor de una docena de clones de sombra que rodean al chico de hielo.

    No he tenido la oportunidad de utilizar esta técnica.

    Todos los clones hacen una serie de sellos simultáneamente─. ¡Transformación! ─dijeron al unísono. Aquel chico no podía dar crédito a lo que veía, estaba rodeado de un harén de bellezas bien dotadas.

    ─Vamos Sr, sé amable con nosotras.

    Totalmente aturdido, no se había percatado de que el verdadero Naruto se había deslizado sigilosamente detrás de él hasta que fue demasiado tarde. El chico cayó con un golpe en la parte posterior de la cabeza. Naruto disipa el jutsu.

    ─¿Qué te pareció mi jutsu harén? ─dijo Naruto, mostrándose orgulloso de lo efectiva de su técnica.

    El hielo se había derretido, dejando ver la verdadera apariencia del chico; de cabello rubio, contextura delgada y piel clara, Naruto se inclinó y ató las muñecas junto con los tobillos del chico, la expresión de Naruto cambio a una de desagrado al percatarse de lo que había hecho.

    ─Sabertooth, habla el Coronel John Wraith. Dame un informe de situación sobre Wolverine lo antes posible ─dijo Wraith en la radio─. ¿Lo tienes embolsado y listo para llevar, o quieres pedir un poco más de tiempo?

    ─Negativo, Coronel ─respondió Sabertooth.

    Naruto sonrió ante eso, ya que significaba que uno de estos chicos estaba libre y para colmo el que Wraith quería.

    ─Wolverine no está en la escuela o en los alrededores. No ha estado aquí hace noventa minutos o más, juzgando por lo débil de su aroma.

    Naruto comenzó a buscar algo con que dejar un mensaje, incendiar todo el lugar, grabarlo en el suelo no parecía una buena idea, por lo que necesitaría algo que sea a prueba de fuego.

    ─Ninja, me copias ─dijo Wraith.

    Naruto frunció el ceño con disgusto─. Luché contra tres de ellos; un tipo grande, una mujer con el cabello plateado y un chico de hielo.

    ─Beast, Storm y Iceman. ¿Ganaste? ─dijo Wraith, exigiendo una respuesta.

    Que clase de pregunta es esa, no estoy hablando con el acaso.

    El disgusto de Naruto era más que evidente─. ¡Sí! ─respondió Naruto, mientras buscaba algo para dejar un mensaje.

    ¡Maldita sea!, ¿No hay nada aquí que sobreviva a un lanzallamas?

    ─Informe completo. ¿Eso esos son todos los presentes en el sector? ─dijo Wraith.

    Naruto no sintió necesidad de responder.

    ─Después de que esto termine, ustedes necesitaran invertir en pizarras o algo así ─dijo Naruto al chico de hielo que yacía inconsciente─. Pensé que esto era una escuela o algo por el estilo...

    Cuando los soldados se presentaron para recoger a Iceman, Naruto de mala gana se limitó a seguirlos al helicóptero, en el camino, lo único que podía hacer es dejar el símbolo de su traje, con la esperanza que lo encontrara Wolverine y supiera que WEAPON X estaba detrás de toda esta situación.

    Naruto, se reúne con el resto del equipo en el punto de extracción, no se las había puesto fácil en estos meses de cautiverio, sobre todo a Rogue y ahora que había hecho lo mismo con estos chicos, esa sensación era realmente desagradable.

    ─Lo siento.

    Era lo único que podía decir, Rogue solo lo miro, y asintió en respuesta a su disculpa.

    Naruto observó a los soldados regulares que quedaron allí, poniéndose a trabajar con sus lanzallamas. El interior de la mansión había sido prácticamente destrozado cuando Juggernaut pasó a través de ella, habían planeado destruir el edificio por completo, quemar todo lo que representaba, Naruto solo pudo ver...

    ----------​

    Una explosión sacudió al pueblo las fuerzas invasoras se estaban acercando. Arriba en el tejado del coliseo de la aldea, la Quinta Hokage y el antiguo Tercer Hokage se enfrentaban al traidor Orochimaru. Fueron aislados del caos por una barrera que los subordinados de Orochimaru habían ejecutado, manteniendo afuera toda ayuda posible.

    ─¡Que nostalgia! ─dijo Orochimaru sonriendo─. ¿No lo crees así, Sarutobi sensei?

    Orochimaru había cambiado muy poco, físicamente, desde que huyó de la aldea, tenía una rebelde mata de cabello largo y oscuro, un rostro pálido y antinaturales ojos ámbar que apareció casi serpentinas gracias a las marcas de color púrpura a cada lado de la nariz. A pesar de que era superado en número, de dos a uno, Orochimaru no parecía preocupado, su lenguaje corporal era relajado y confiado, como si él ya hubiera derrotado a sus dos oponentes.

    ─Orochimaru... Siempre tan arrogante ─dijo Tsunade furiosamente.

    La Quinta Hokage no aparentaba su edad, tenía el cabello largo, rubio, recogido en dos trenzas sueltas, sus ojos eran pardos, de cuerpo voluptuoso y una marca en la frente con forma de un diamante púrpura. Ella estaba vestida con su traje oficial de Hokage, pero no estaba preparado para una pelea. Hiruzen llevaba una armadura ninja completa, había estado esperando algo como esto desde que Orochimaru hizo acto de presencia durante la segunda ronda de las pruebas de selección chunin.

    ─Si tan sólo Jiraiya estuviera aquí ─reflexionó Orochimaru, su sonrisa enferma nunca dejaba su rostro─. Entonces sería el reencuentro de todo el equipo, ¿no te parece?

    Casi como si fuera una señal, un sapo enorme cayó sobre una serpiente en una distante calle de manera ruidosa, levantando una gran nube de polvo. La figura en la distancia era sin lugar a duda la del ermitaño sapo, Jiraiya.

    ─¡Esto termina ahora! ─dijo Tsunade contundentemente.

    Comenzó a moverse rápidamente, Orochimaru apenas esquivó el ataque inicial, el puño de Tsunade rompió el techo en el que había estado de pie. Sarutobi estaba ejecutando sellos a una velocidad de vértigo, un momento después, la superficie en la que había aterrizado Orochimaru, se volvió inestable, teniendo que hacerse a un lado, sin percatarse que Tsunade estaba iba a su encuentro, Orochimaru apenas si pudo esquivar el ataque, aquella muca burlona había sido reemplazada por una expresión de furia, los había subestimado profundamente. Los refuerzos de la Hoja empezaron a ganar terreno, la marea ya había vuelto en su contra.

    CAPITULO 05 : DESESPERACIÓN

    Naruto yacía en la litera de su celda, mirando hacia el techo y practicando los diferentes sellos con las manos y murmurando el nombre de cada uno. Hasta la fecha lo había hecho bastante bien con tan sólo técnicas básicas aprendidas en la academia, estos soldados no podían ver a través de una simple transformación.

    ─¿Qué estás haciendo? ─preguntó Iceman.

    Adolorido y con el orgullo hecho trizas por haber sido derrotado de manera tan humillante, se evidenciaba en su tono de voz, le hablaba de una celda que estaba al frente de la suya, junto a él estaba un hombre grande, una pared de músculo, como lo era Juggernaut, pero de proporciones diferentes, cabello negro azabache y los ojos azules el mutante conocido como Colossus. Naruto escuchó que tenía la capacidad de transformarse en una especie de hombre de metal súper fuerte, aunque no pudo comprobarlo puesto que Juggernaut lo había derrotado en el inicio del ataque a la mansión.

    Naruto se detuvo en su práctica─. Estoy practicando, para cuando me largue de aquí. Tengo que estar listo en cuanto la oportunidad se presente.

    ─¿Y tú vas a estar listo con solo hacer figuras con las manos? ─replicó Iceman, dejando ver su sarcasmo.

    ─No le hagas caso a Ninja ─dijo Juggernaut, que se encontraba en la celda contigua a la de Naruto.

    ─Él ya ha intentado escapar tres veces y siempre lo atrapan.

    ─¡Hey, cállate! ─gritó Naruto

    Poniéndose de pie, trataría de replicar, pero al final negó con la cabeza y volvió a sentarse en su litera─. Voy a salir de aquí, dattebayo.

    ─La única forma de que alguno de nosotros deje este lugar será en una bolsa para cadáveres ─dijo Juggernaut, resignado a su situación actual─. Acéptalo de una puta vez, mientras más rápido, mejor.

    ─No me voy a dar por vencido, yo no vuelvo en mis promesas ─dijo Naruto, y con un tono de voz que se desvanecía y apenas perceptible a través de la pared de su celda─. Ese es mi camino ninja.

    ─¿Cuál es tu historia, chico? ─preguntó Cyclops, tratando de averiguar algo del más joven del grupo─. No parece que encajaras con estos tipos.

    Nightcrawler, Cíclope y Marvel Girl estaban en la celda contigua a la de Iceman. Cyclops se veía bastante normal, de estatura media, complexión normal y cabello castaño, se supone que debía ser capaz de disparar rayos láser por sus ojos. Si Naruto tuviera que elegir una palabra para describir Marvel Girl, sería caliente, tenía el cabello corto de color rojo fuego, ojos verdes, su uniforme ceñido no dejaba mucho a la imaginación y por lo que había escuchado, ella era una especie de psíquica, así que Naruto difícilmente trató de alejar los pensamientos pervertidos.

    ─¿Qué, tu discurso de reclutamiento? ─preguntó Juggernaut ante el interés de Cyclops por Naruto, echándose a reír, Naruto frunció el ceño con disgusto─. ¡He oído que ni siquiera es un mutante!

    ─¿Qué? ─preguntó Iceman, sorprendido ante la declaración de Juggernaut─. De ninguna manera, podía hacer copias de sí mismo, se tele-transporto y trans...form... uh... ─Naruto miró al hombre de hielo, se rostro se puso de un color rojo brillante con el recuerdo de cómo había sido derrotado. Naruto sonrió con picardía, pero no dijo nada. En el instante, que los hijos de puta de arma X descubrieron lo que podía hacer, sin había nacido con el gen x, querían saber cómo las había adquirido, pero no era muy cooperativo con ellos y no era porque sus técnicas fueran un secreto de la aldea, ni nada parecido, solo que le pareció una mala idea compartir información con esos hijos de puta.

    Naruto había tenido mucho tiempo para pensar seriamente acerca de su vida mientras estaba atrapado aquí, Había gente a la que echaba de menos en su casa, pero sólo eran unos cuantos. La mayor parte de la aldea lo odiaba, lo ignoraban, lo trataban con desprecio, los oía cuchichear cuando creían que no podía oír, o tal vez si lo sabían, no podía explicarlo, de todas maneras, quería tener ese recuerdo para sí mismo, un recordatorio de algunos de los buenos tiempos.

    ─Si no eres un mutante, ¿qué estás haciendo aquí? ─preguntó Marvel Girl.

    ─Es como dijo Iceman. Se ve como uno de nosotros, pero para ver la diferencia se necesitaría una prueba de ADN, Ninja está atrapado aquí, al igual que el resto de nosotros. ─dijo Rogue.

    ─No será así siempre, dattebayo ─respondió Naruto, iba hacer algo de sí mismo y no podría llevarlo a cabo mientras este atrapado en esta celda.

    ─Sabes, creo que deberíamos hacer algún tipo de una queja formal ante el Coronel Wraith sobre esto, Rogue ─comentó Juggernaut, con ánimos de molestar un poco─. Soy consciente de que tienen que reubicarnos por el ingreso de los nuevos “reclutas”, pero por que tienen que colocarnos frente a estos tipos feos.

    ─¿Feo? ─preguntó Naruto, echándose a reír al instante─. ¿Quién eres tú para hablar?, mira esa cúpula que cubre tu cara. ¡Eres tan feo, que hacen que te pongas ese estúpido casco cada vez que te llevan a dar un paseo!

    ─¡Cállate pequeño imbécil! ─gritó Juggernaut, mostrando toda su frustración.

    ─¿O qué? ─replicó Naruto, sin dejar de reírse.

    ─Lo juro te voy a…, Mat…

    ─No ves que te está provocando ─dijo Rogue, tratando de calmar a su exasperado amigo. Claro─. Ya basta, Ninja ─exigió Rogue.

    ─¿Qué pasa Rogue, acaso no tienen sentido del humor? ─preguntó Iceman, tratando de contener la risa─. ¿No pueden manejar una simple broma?

    ─Bobby, ya basta ─ordenó Cyclops.

    Naruto no para de reír ante la pregunta de Iceman─. ¡Bien dicho!

    Cyclops le lanzó una mirada de desaprobación antes de volverse a Rogue y Juggernaut─. No estoy diciendo que nos convertimos en los mejores amigos ni nada de eso, pero si queremos escapar, vamos a tener que llevarnos mejor y parar de pelear entre nosotros.

    ─¿Es que no has estado escuchando ni una sola palabra de lo que dijimos? ─preguntó Rogue, dejando ver su frustración─. ¡No hay forma de salir de aquí!

    ─Ellos nos pusieron unas cosas en la cabeza ─dijo Naruto en voz baja. ─Wraith empuja un botón del su pequeño mando a distancia que tiene y se siente como si fueras a morir de dolor. Tengan esto en mente cuando estén haciendo sus planes de fuga.

    ─¿Cómo lo sabes? ─preguntó Storm, sin ocultar su molestia por su previa batalla, ella estaba en la celda contigua a la de Rogue. Estaba junto al gran tipo al que todos estaban llamando Bestia, pero el doctor Cornelius se lo había llevado a algún lugar.

    ─Él lo utilizó en mí un par de veces ─contestó Naruto, su enojo era evidente al tener presente todas las veces que lo habían usado en él─. Para llegar a ver su punto de vista.

    ─Pero si no eres más que un niño... ─murmuró Marvel Girl, en un susurro casi inaudible.

    ─Dile eso a ese malnacido.

    ─Vamos a salir de aquí ─prometió Cyclops, tratando de animar el ambiente─. Cuando el presidente sepa que estamos siendo retenidos en contra de nuestra voluntad, vendrán a buscarnos.

    ─He estado aquí dos meses ya ─replicó Naruto a Cyclops─. Estos chicos han estado aquí mucho más tiempo, te lo puedo asegurar. No va a haber ningún rescate del exterior. Probablemente ni siquiera saben que existimos. Y si lo saben, simplemente no les importa.

    ─Por desgracia, la última esperanza que tenían de salir de aquí con vida fue ejecutado por un golpe en la cabeza con su propia silla de ruedas ─agregó Juggernaut, burlonamente.

    ─Lo juro por Dios, Juggernaut, voy a limpiar mis botas con tus dientes cuando salgamos de aquí ─respondió Cyclops con mucha ira. El resto de sus compañeros no podían creer lo que escuchaban.

    ─Tanto trabajo para llevarnos bien todos juntos ─dijo Naruto. Él se recostó en su cama y volvió a la práctica de sus sellos. Su celda no tenía las comodidades de una almohada y mantas. Se las quitaron después de su primer intento de fuga, darle algo en lo que podría utilizar para transformarse y engañarlos, era una mala idea.

    Naruto se detuvo y cerró los ojos. Podía ver aquellos horribles ojos carmesí de nuevo, con sólo cerrar los ojos. Naruto trató de no pensar en eso.

    ─¿Henry? ─dijo Iceman.

    Había algo en su voz que llamo la atención de Naruto, abrió los ojos, Sabertooth venia sonriendo cruelmente, lo acompañaban dos soldados que arrastraban a un hombre encadenado como un animal salvaje. Él estaba cubierto de pelo azul por todas partes como Nightcrawler. Storm dejo escapar unas lágrimas cuando bajaron la barrera a su celda y dejaron caer en el interior a su amigo.

    ─Yo hice esto, es mi culpa ─la voz de naruto era casi imperceptible. Observó a Storm preocuparse frenéticamente por su amigo. No le gustaba la sensación que recorría todo su ser. Sus puños se cerraron con tanta fuerza y de manera inconsciente, provocando que sus uñas se incrustaban en las palmas, ocasionando un sangrado ligero, sintió tanta rabia. Sin que nadie lo notara, sus ojos ardían carmesí por un momento.

    ----------​

    Wraith encontró al Doctor Cornelius en su laboratorio. El escritorio de Cornelius era un caos pero algo capto la atención de Wraith en todo ese desorden, era el expediente de Ninja, abierto en la evaluación de su desempeño. El interés del Dr. Cornelius se debía a que Naruto había alcanzado un gran valor, desde el momento que descubrió que el muchacho no era un mutante, a pesar de todas esas habilidades, aún era de alguna manera humano. A Wraith no le importaba; en lo que le concierne a él, Ninja seguía siendo un monstruo. Cornelius estaba estudiando el complejo modelo del ADN del muchacho. Lo había repasado desde hace mucho tiempo en una búsqueda obsesiva y exhaustiva de todas las anomalías, los genes desconocidos, algo que podría explicar las habilidades de Ninja. Pero el resultado sequia siendo el mismo, nada.

    ─¿Aun perdiendo el tiempo con ese mocoso? ─preguntó Wraith.

    ─Estoy trabajando en algo diferente, John ─contestó Cornelius─, ¿a qué has venido?

    ─Pensé que te gustaría saber, estoy enviando a los nuevos reclutas a su primera misión─, dijo Wraith, con una gran sonrisa en su rostro. Dirigió su mirada al monitor de Cornelius─. ¿En qué estás trabajando de todos modos?

    ─El ADN de Ninja.

    ─¿Todavía? ─preguntó Wraith.

    Cornelius le lanzó una mirada irritada─. Para ser más preciso, estoy trabajando en una forma de introducir el gen mutante en el ADN humano.

    ─¿Qué? ─la sorpresa en la cara de Wraith ante aquella declaración no tenia precio.

    ─Tú mismo dijiste que él ha tenido algún tipo de formación como asesino ─sostuvo Cornelius─. Podría ser el próximo Wolverine.

    ─No querrás darle un factor curativo ─exigió Wraith con firmeza─. Ese monstruo ya sana con mucha rapidez como para que le estés dando esas habilidades.

    ─Tenemos que mostrar algún tipo de resultado John o nos van a cerrar ─con n tono de voz mucho más serio, replicó el Dr. Cornelius.

    ─¿Y crees que convertirlo en mutante es la manera de hacerlo? ─preguntó Wraith, incrédulo ante la premisa de Cornelius.

    ─Ya has visto las cuentas, John ─dijo Cornelius─. Ellos han estado recortando el presupuesto todos los años y reinvirtiéndola en las fuerzas regulares. Están planeando cerrarnos. Wraith se mantuvo en silencio por un momento, una mirada pensativa en su rostro lleno de cicatrices.

    ─Muy bien. Voy a aprobar este experimento. Pero no le estés dando el ADN de Wolverine. Tengo una idea mejor.

    ─¿De quién entonces? ─preguntó Cornelius, intrigado ante esas palabras.

    Wraith se trasladó a uno de las computadoras que Cornelius no estaba usando en ese momento, después de unos momentos de búsqueda, se detuvo en un archivo─. El suyo.

    ----------​

    El sonido de las pesadas botas en el pasillo fuera de la celda de Naruto lo despertó de una breve siesta. Abrió los ojos. Ese matón, de Sabertooth, estaba de pie en los pasillos, junto con una docena de soldados. Él se veía muy feliz por alguna razón.

    ─¿Qué está pasando? ─preguntó Naruto.

    Los soldados empujaron violentamente a los X -Men a fuera de sus celdas─. Los novatos tendrán una misión ─respondió Sabertooth. Naruto vio marcharse a los X-Men por el pasillo hasta que los perdió de vista. Se preguntó qué clase de misión le tendrían preparados. ¿Estarían obligados a destruir la vida de otra persona, al igual que él lo había hecho?, él se recostó y trató de no pensar en ello.

    ─¿A dónde crees que los lleven? ─preguntó Naruto. Sólo Juggernaut y Rogue se habían quedado atrás mientras Nightcrawler se había ido con los X-Men.

    ─¿A quién diablos le importa? ─dijo Juggernaut.

    ─Pareces molesto ─respondió Naruto.

    ─Son traidores a su propia gente ─dijo Juggernaut─. No espero que lo entiendas, pequeño imbécil.

    ─¿Más de esa basura de la superioridad mutante? ─preguntó Naruto─. ¿Acaso sus padres no eran humanos, ya sabes?

    ─Si ─un tono oscuro en la voz de Rogue era bastante evidente─, no me lo recuerdes.

    Más pasos resonaban por el pasillo. Naruto se levantó y se dirigió hacia la barrera para ver quién venía. Había media docena de soldados y varios hombres con batas blancas de laboratorio que se detuvieron frente a su celda─. Pasa a la parte posterior de su celda, date la vuelta y pon sus manos sobre tu cabeza. ─Ordenó el soldado.

    ─¿Más pruebas? ─Naruto refunfuño, había sido pinchado y cortado en varias ocasiones.

    ─No voy a repetirlo, pequeño monstruo ─dijo el soldado. Sacó una copia del mando a distancia de Wraith. Cualquier excusa y se utiliza en él.

    ─¡Está bien, está bien! ─dijo Naruto. Se trasladó a la parte posterior de su celda y se dio vuelta, oyó a los soldados entrar a su celda mientras ponía sus manos sobre la cabeza, tomaron sus manos con violencia, y en un ahogado gemido de dolor, le esposaron las muñecas.

    Naruto fue sacado de su celda, Rogue y Juggernaut observaron con interés. Esto no era un procedimiento habitual cuando se realizaban pruebas─. ¿Qué estaba pasando? ─Los soldados y los hombres en batas de laboratorio llevaron Naruto, pasando por un laberinto de corredores, que parecían lo mismo, hasta que llegó a un nuevo laboratorio.

    Había una cama en el medio, estaba bien iluminada, y algunas máquinas de aspecto raro que Naruto no podía siquiera empezar a identificar. Su educación por televisión de cuadro meses no había cubierto la experimentación médica de este mundo. Estaba empezando a tener un mal presentimiento, a punto de correr, un soldado le disparó un dardo con una pistola. Naruto apenas tuvo tiempo de mirar hacia abajo, antes de que sus párpados comenzaron a sentirse pesados. El mundo parecía girar y sus piernas cedieron.

    ----------​

    En una zona boscosa, un tren de carga yacía descarrilado, los tripulantes estaban inconscientes a un lado del camino, y el objetivo estaba en manos de WEAPON X. Colossus, Iceman y Nightcrawler montaban vigilancia fuera de unos de los vagones. El interrogatorio a cargo de Jean, asistida por Storn y Cyclops no había dado sus frutos.

    ─Wraith, no puedo entrar en su mente, tiene alguna clase de barrera ─su tono de voz evidenciaba el desagrado que sentía Jean, mientras informaba sobre la misión. En realidad el hecho de haber descarrilado un tren era una acción que molestaba a los X-Men, aun tomando las precauciones para que nadie saliera herido, pero estaban con las manos atadas, tenían que seguir con las ordenes hasta que pudieran idear un plan para escapar.

    ─Hay un cambio de planes, Marvel Girl ─la voz de Wraith tenía un filo que a Jean no le gustaba─. Si no puedes sacarle nada al buen doctor, entonces no nos es de utilidad. Jean podía oír la sonrisa sádica en las palabras de Wraith mientras hablaba. Él estaba disfrutando de esto.

    ─¿Qué? ─Jean compartió una mirada aturdida con Storm.

    ─La directiva de la misión acaba de cambiar de buscar información a mandar un mensaje, cariño ─dijo Wraith. Jean trató de reprimir un estremecimiento en la expresión de “cariño”, pero las palabras sus palabras iban en serio─. Nos gustaría mucho que usted tuviera el honor de llevar a cabo la orden.

    ─¿Estás loco? ─reclamo Jean─. No vamos a matar a nadie.

    El científico al que estaban tratando de interrogar, había escuchado la conversación, estaba a la vez rabia e impotencia ante el destino que le aguardaba.

    ─Lo creas o no, eso es lo que el ochenta y cinco por ciento de los nuevos reclutas dicen en tu posición, Jean ─dijo Wraith─. De ahí la razón por la que hemos desarrollado una iniciativa que está a punto de ejecutarse.

    Una señal a larga distancia activo los implantes injertados en ellos. Jean se dio cuenta con horror que esto era lo que Wraith había estado planeando. Cyclops se desplomó, gritando y agarrándose la cabeza. Su rostro reflejaba agonía.

    ─¡Cyclops! ─gritó Jean.

    ─Bien, la situación tiene una sencilla resolución, Marvel Girl, o superas esta timidez que tiene de seguir las órdenes o detono el dispositivo de rastreo sub-craneal en el niño bonito ─dijo Wraith, de lo mas calmado. Jean sabía que lo haría, a pesar de todo el esfuerzo que WEAPON X había empleado para reclutarlos─. Tendrás quince segundos para tomar una decisión, Jean. El chico con el que coquetea o un desconocido que ha experimentado con niños y convertirlos en armas. ¿Quién va a ser, señorita?

    ─¡No lo hagas, Jean!, ¡No le des ese gusto! ─gritó Cyclops por el dolor. Todo su cuerpo se puso rígido cuando una nueva ola de tortura se apoderó de él.

    ─¡Oh, Dios mío! ─susurro Storm, tapándose la boca con la punta de los dedos mostrando su incredulidad ante aquella situación.

    ─Muy noble de tu parte, Cyclops, pero ponte en su posición ─dijo Wraith─. ¿Podría dejarla morir si la situación se invierte?

    ─¡Oh, Dios mío! ─repitió Storm, esta vez más fuerte─. ¿Por qué haces esto?

    ─Digamos que no tiene mucho sentido tener un ejército élite de asesinos si todos operan en PG-13 de la moralidad ─contestó Wraith. Jean sabía que le gustaba ver sufrir a la gente. Estaba observando toda la escena, desde la seguridad de la base de WEAPON X─. Ahora haz lo que te digo y empieza a actuar como un soldado, o poco a poco el señor Summers, va a ir despidiéndose de este mundo, cariño.

    ─Me quieres ver llorar Wraith, pues vete a la mierda, hice cosas de las que no estoy orgulloso, pero mi última obra en este mundo podrido compensa todo eso y más. ─El científico dirige su mirada a Jean─. Niña, haz lo que tengas que hacer, si te sirve de consuelo, Wraith acaba de firmar su sentencia de muerte. ─dijo el científico, sin duda su rostro mostraba la impotencia que sentía en esa situación, pero su voz se oía contundente, no le daría el placer a Wraith de oírlo suplicar.

    La sonrisa sádica de Wraith desapareció en un instante, ante la declaración de aquel hombre, sintió que no eran palabras vacías, por lo que solo continuó con la cuenta para su ejecución─. Cinco segundos.

    Marvel Girl. Ella tenía tiempo de conocer a Scott, la decisión no era fácil, por más que sea un desconocido, iba a tomar una vida.

    ─Tres segundos.

    El científico miraba la indecisión d Jan, por lo que solo le dedico unas últimas palabras─: Te perdono. ─Jean solo abrió los ojos ante aquellas palabras.

    ─Dos segundos.

    Ella extendió la mano y con su telekinesis, los vasos sanguíneos en el cerebro del hombre estallan. Solo por un breve momento, Jean sintió el miedo, el odio, la impotencia, la tristeza de su víctima antes de que este expirara su último aliento. Una palabra casi irreconocible de la víctima pudo escucharse─: Sarah.

    ─Todavía hay esperanza para usted, señorita ─dijo Wraith, sonando muy satisfecho de sí mismo. Jean se sentía tan enferma que vomito, apenas podía mantenerse en pie─. Vuelvan a la base.
     
    • Me gusta Me gusta x 7
    Última edición: 23 Ago 2017 a las 00:46
  2. El gran Bankotsu!

    El gran Bankotsu! Soy el gran Bankotsu,el líder de los 7 guerreros!

    Registrado:
    12 Mar 2014
    Mensajes:
    31
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +9
    Genial crossover!,mas todavia para mi(soy gran fanatico de Marvel) espero la conti amigo(?)!,sigue asi
     
  3. Autor
    Saile-GS

    Saile-GS

    Registrado:
    28 Abr 2013
    Mensajes:
    227
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +60
    Aquí dejo el siguiente capitulo.
     
    Última edición: 28 Jul 2017
  4. El gran Bankotsu!

    El gran Bankotsu! Soy el gran Bankotsu,el líder de los 7 guerreros!

    Registrado:
    12 Mar 2014
    Mensajes:
    31
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +9
    Gran capitulo,me alegra que continuaras,espero el proximo con ansias xD
     
  5. El gran Bankotsu!

    El gran Bankotsu! Soy el gran Bankotsu,el líder de los 7 guerreros!

    Registrado:
    12 Mar 2014
    Mensajes:
    31
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +9
    Una duda que comenzo a taladrarme el cerebro: Naruto tendra a Kurama? Estaria increible verlo perder el control y causar caos en una ciudad moderna xDDD
     
  6. Autor
    Saile-GS

    Saile-GS

    Registrado:
    28 Abr 2013
    Mensajes:
    227
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +60
    Tiene a kurama, básicamente es el naruto de un universo paralelo y muy semejante al que conocemos, que por alguna razón termino en el universo marvel (basado en el universo ultimate pero con algunos cambios), lo puse en sus inicios, porque me pareció mas interesante ver el crecimiento de naruto, que poner a un naruto over power de un inicio.
     
  7. Autor
    Saile-GS

    Saile-GS

    Registrado:
    28 Abr 2013
    Mensajes:
    227
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +60
    De aquí en adelante será un capitulo semanal, se toman sugerencias y opiniones.
    Saludos.
     
  8. El gran Bankotsu!

    El gran Bankotsu! Soy el gran Bankotsu,el líder de los 7 guerreros!

    Registrado:
    12 Mar 2014
    Mensajes:
    31
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +9
    Gracias por aclara la duda xD,nuevamente te has lucido,el cap esta excelente,me encanta tu forma de escritura y narracion sigue asi,espero la conti
     
  9. Shiroyasha-shi

    Shiroyasha-shi

    Registrado:
    14 Mar 2016
    Mensajes:
    120
    Temas:
    6
    Calificaciones:
    +393
    Me ha gustado la historia, he buscado fics de Naruto y Marvel pero hasta ahora solo encontré uno o dos desde hace tiempo pero ya los han dejado.
    Espero la conti, saludos.
     
  10. Autor
    Saile-GS

    Saile-GS

    Registrado:
    28 Abr 2013
    Mensajes:
    227
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +60
    Gracias, esta historia ya la tengo desarrollada hasta el final, pero tipeada hasta el 15, me quedan 15 más para tipear.
     
  11. mole

    mole

    Registrado:
    11 Jul 2017
    Mensajes:
    3
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +1
    Maestro cuando subís la continuación la historia esta genial
     
  12. Autor
    Saile-GS

    Saile-GS

    Registrado:
    28 Abr 2013
    Mensajes:
    227
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +60
    Mañana subo el siguiente.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13. El gran Bankotsu!

    El gran Bankotsu! Soy el gran Bankotsu,el líder de los 7 guerreros!

    Registrado:
    12 Mar 2014
    Mensajes:
    31
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +9
    Perfecto,justo yo iba a preguntar lo nismo xD
     
  14. Katon99

    Katon99

    Registrado:
    11 Ago 2017
    Mensajes:
    4
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +1
    Acabo de registrarme solo para preguntar por la continuación y veo que ya respondiste . En verdad la historia esta muy buena me a gustado bastante , mas como describes y narras la misma. Espero eso si que el rubio pueda aprender mas que los kage bunshin ( que en verdad en el canon era bastante repetitivo que lo ocupara a cada rato). saludos
     
  15. Autor
    Saile-GS

    Saile-GS

    Registrado:
    28 Abr 2013
    Mensajes:
    227
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +60
    Gracias por tu interés.
    Ya veremos, naruto tiene un papel que cumplir, pero no es el único, una técnica como esa empleada por generaciones, que más habrá caído en ese mundo.
     
  16. mole

    mole

    Registrado:
    11 Jul 2017
    Mensajes:
    3
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +1
    Solo una cosa que leyendo me di cuenta, si vas acer un mutante a naruto que no sea uno muy quemado como wolverine o fénix seria genial que puede usar los poderes con el chakra
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  17. Autor
    Saile-GS

    Saile-GS

    Registrado:
    28 Abr 2013
    Mensajes:
    227
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +60
    Sin duda, pero, nada dura para siempre, y como dije, tiene un papel que cumplir, o mejor dicho, algo que dejar, naruto tiene que volver a casa de eso ni hablar, veamos como se desenvuelven los acontecimientos.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  18. Autor
    Saile-GS

    Saile-GS

    Registrado:
    28 Abr 2013
    Mensajes:
    227
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +60
    El cuarto capítulo está listo.
     
  19. Sharoark

    Sharoark

    Registrado:
    17 Sep 2016
    Mensajes:
    36
    Temas:
    0
    Calificaciones:
    +20
    ¿Y el capítulo?
    Está genial tu historia.
     
  20. Autor
    Saile-GS

    Saile-GS

    Registrado:
    28 Abr 2013
    Mensajes:
    227
    Temas:
    2
    Calificaciones:
    +60
    No puedes visualizar el cap 4, voy a ver.
     

Compartir esta página

Cargando...